Beer Yoga, la nueva moda fitness

¿Te gusta disfrutar de una cerveza, pero sin dejar de lado el deporte? Atenta, quizás este se tú deporte.

Tanto para amantes de la cerveza a los que les gusta practicar yoga; o para yoguis que adoran tomarse una cerveza fresquita tras el ejercicio… Llega el Beer Yoga. Por fin tienes una excusa para practicar deporte sin renunciar a una cerveza fría.

Desde hace años el mundo se ha llenado de personas que practican distintas disciplinas como el Tai Chi, Pilates, Yoga,  con el único fin de buscar la máxima relajación y encontrarse a sí mismos.

El Beer Yoga, nueva tendencia cuyo orígenes  se sitúan en Alemania ya se está extendiendo por varios países donde está calando muy bien. Quizás sea una moda pasajera para los mas modernos, o quizás una nueva rama del yoga, pero lo que si es seguro es que además de divertido se consigue la relajación terrenal y la iluminación espiritual.

Estas clases están destinadas para todo tipo de personas, tengan o no experiencia previa en el yoga. Eso sí, lo que no puede faltar nunca es el gusto por la cerveza. Durante las sesiones se aprenden diferentes posiciones de yoga mientras se equilibran las botellas de cerveza sobre sus cabezas, las sostienen en sus manos o incluso tomando sorbos entre posiciones. Normalmente, las clases suelen durar una hora y se incluyen dos cervezas.

Por supuesto, el lugar adecuado para las sesiones del Beer Yoga no son los tradicionales ashrams (lugar en el que se enseña yoga y meditación según la traición hinduismo), ni tampoco los templos sagrados. Es ideal para bares y lugares que estén al aire libre como jardines y terrazas.

Continúa leyendo