Carolina Herrera vs Oscar de la Renta: las claves de una guerra de imperios

La diseñadora Laura Kim ha hecho estallar la guerra entre las dos firmas.

Ha estallado la guerra entre dos de las firmas de moda más importantes del mundo. Y es que Carolina Herrera ha demandado a la compañía Oscar de la Renta por haber contratado a Laura Kim, que ejercía de diseñadora para la empresa de la venezolana.

Fue el pasado mes de febrero cuando Laura Kim y su novio, Fernando García, se incorporaban a Carolina Herrera, que los fichó debido al éxito que estaban teniendo con su propia marca: Monse.

Lo impresionante de esta guerra reside en el hecho de que tanto Fernando como Laura habían estado trabajando anteriormente en Oscar de la Renta, mano a mano con el fallecido diseñador. Es más, habían comenzado formándose en la compañía, donde más tarde habían crecido como profesionales.  

Fue tras el fallecimiento del diseñador dominicano cuando la pareja decidió dejar la firma y crear su propia marca. Entonces entró en el juego Carolina Herrera, que contrató a Laura Kim como diseñadora. Sin embargo, tras seis duros meses, tanto Laura como su novio Fernando anunciaron que dejaban la compañía para regresar a Oscar de la Renta como directores creativos.

Carolina Herrera vs Oscar de la Renta: las claves de una guerra de imperios
Gtres

Carolina Herrera ha movido ficha y el pasado día 20 de diciembre se presentó en los juzgados de Nueva York para presentar una demanda contra la firma del que fue su gran amigo. Así, alega que Laura Kim no puede ejercer de diseñadora para ninguna firma hasta el próximo mes de abril, cuando hayan pasado seis meses del cese del contrato. Sin embargo, Kim ha alegado que ese acuerdo no tiene ningún valor, ya que su marcha no ha sido voluntaria.

Cierto o no, lo que sí es verdad es que los juzgados neoyorkinos han dado la razón a la venezolana, al menos temporalmente. Según ha afirmado su defensa, “Carolina Herrera tiene el placer de agradecer que la Corte haya garantizado temporalmente la restricción temporal que respalda el acuerdo de no competencia que firmamos con nuestra ex diseñadora. Según ha decidido la Corte, el acuerdo es justo y fue acordado. En todo momento, Carolina Herrera ha sido fiel al espíritu y a la letra de nuestro acuerdo, y continuaremos protegiendo éticamente”.

A pesar de que Carolina Herrera ha ganado la primera batalla, la guerra no ha llegado a su fin. Y es que, aunque los rumores sobre la retirada de la diseñadora de su empresa estaban muy vivos, los últimos acontecimientos refuerzan el puesto de la venezolana en su compañía.

También te puede interesar:

Continúa leyendo