Dabiz Muñoz confirma en Madrid Fusión sorprendentes novedades sobre DiverXO, StreetXo y RavioXO

El cocinero ha sido el gran protagonista de la segunda jornada del congreso gastronómico que se celebra en la capital.

Si la primera jornada de Madrid Fusión 2022 tuvo como gran protagonista a Joan Roca, copropietario del restaurante tres Estrellas Michelin, El Celler de Can Roca, la segunda entrega del congreso gastronómico celebrado en Madrid ha tenido otra estrella a la misma altura. Ni más ni menos que Dabiz Muñoz, único cocinero con un restaurante triestrellado en la ciudad.

El chef ha aceptado participar en un formato original de pregunta-respuesta donde ha resuelto las cuestiones que el público ha emitido a través de un código QR. Como es habitual en Muñoz, los titulares no se han hecho esperar; no es precisamente el cocinero una de esas personas famosas que no dice nada cuando se expresa en público. Más bien todo lo contrario.

Además de reconocer cuestiones curiosas acerca de sus gustos culinarios personales como su defensa a ultranza de la tortilla sin cebolla (esto ya lo había hecho en alguna ocasión anterior), que las croquetas y el cocido serían los platos que congelaría para que la población del 2050 los probara, o que los los huevos en sartén con trufa de Abraham García en Viridiana (restaurante madrileño donde se formó) son el último plato que se tomaría antes de morir, Dabiz Muñoz ha compartido varias novedades reseñables sobre los negocios que tiene en marca. 

Por ejemplo, el cocinero madileño ha confirmado en Madrid Fusión que su nuevo restaurante en la capital, RavioXO, abrirá por fin sus puertas el próximo mes de mayo. “RavioXO debería haber abierto para enero y al final lo haremos en mayo porque no nos ha dado tiempo a hacerlo antes”, ha dicho. El local estará especializado en dumplings al vapor, un concepto que “ha calado y ha trascendido", según palabras del chef.

Muñoz ha reconocido también que RavioXO será "un homenaje al propio Diverxo" y a querido dar alguna pista concreta sobre sabores que se encontraran los comensales en su carta cuando abra sus puertas: el conejo y la zanahoria, pulpo a feira que fala thai, caserío vasco con mole de novia, spanish tortilla, canelón al vapor de cochinita pibil o pasta arrabiata al wok, entre otros. 

Cambio de ubicación de sus restaurantes

Por otro lado, Dabiz Muñoz también ha querido aprovechar su paso por Madrid Fusion para informar sobre el cambio de ubicación de sus dos restaurantes en la capital abiertos hasta la fecha: DiverXO, su joya de la corona, y StreetXO, el local que homenajea a la comida callejera situado en el último piso del número 52 de la calle Serrano. Este último, donde se puede comer o cenar por un precio medio alrededor de 50 euros, es un pelotazo en la ciudad en términos comerciales. Al menos en cuestión imagen ya que lleva siendo durante años uno de los ‘place to be’ de la capital.  Además de estos locales y del futuro RavioXO, Muñoz es el dueño de GoXO, servicio a domicilio e in situ en 'Food Trucks' en el centro de Madrid y Barcelona.

“Estamos inmersos en terminar un proyecto para la nueva ubicación de DiverXO, un proyecto que debemos terminar ya. Y estamos inmersos también en el cambio de ubicación para StreetXO”, ha explicado en una de sus respuestas Muñoz, que no a dado detalles sobre las nuevas ubicaciones de ambos locales (StreetXO está actualmente situado en el hotel Eurobuilding, en el número 23 de la calle Padre Damián). Si ha confirmado que será antes el cambio de StreetXo: “Lo vamos a hacer durante el verano", ha confirmado.

El polémico precio de DiverXO

Por último, el que fuera elegido como "el mejor cocinero del mundo" en los The Best Chef Awards de 2021 no a querido irse de IFEMA sin zanjar la polémica surgida el pasado mes de noviembre en torno a la subida de precio del menú de DiverXO, que pasó de 250 euros a 365. "Cuando empezamos a pensar en subir el precio, hicimos un ejercicio de recapacitación. DiverXO había perdido dinero durante 15 años, todos los años teníamos cuentas negativas, y queríamos mejorar las condiciones laborales de la gente que trabaja con nosotros, queríamos mejorar a nivel económico y a nivel humano”, ha señalado al respecto. “Hicimos el ejercicio de calcular cuánto nos costaba esto y no queríamos cambiar ni un ápice de lo que significaba DiverXO ni en técnica ni en experiencia", ha añadido. 

Por estos motivos, estimó que el precio adecuado eran 365 euros para el menú que ofrece en el restaurante. Las críticas por esta decisión no le han importado, ha dicho, porque “es mi restaurante y pongo el precio que quiero, como cualquier otro negocio. Otra cosa es que la gente esté dispuesta a pagar".

En este sentido, y para dar por cerrada esta cuestión, Dabiz Muñoz ha explicado lo siguiente: "La decisión fue clara: si poniendo este precio en DiverXO no teníamos público, significaba que DiverXO no debía existir como existía en la actualidad, sería un restaurante irreal. Si al final yo tenía que poner el precio en 365 euros y la gente no quería venir es que entonces no había público y habría que cambiarlo, habría que cerrarlo, o habría que darle una vuelta", ha concluido.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo