Vídeo de la semana

Dani García: el chef marbellí que vuelve a la guía Michelin

Dos estrellas Michelin que llegan de golpe tras medio año de andadura de Smoked Room, dedicado a las brasas y al humo.

Dani García es, sin duda, una de las figuras más destacadas de nuestro país en el mundo de la cocina. En junio de este año, el chef marbellí llegaba a Madrid con un nuevo proyecto gastronómico centrado en las brasas y el humo, Smoked Room, que le ha permitido hacerse, de golpe, con dos estrellas Michelín tan solo seis meses después de su apertura.

Daniel García nació en Málaga a finales del año 1975. Se interesó en la cocina desde joven y por eso decidió formarse en la malagueña escuela de Hostelería de La Cónsula. Comenzó a trabajar en Tragabuches, un establecimiento que nació a modo de proyecto familiar y que le hizo alzarse con su primera estrella Michelín. Pero este recorrido estelar no acabaría ni mucho menos aquí: en el restaurante Calima se hace con la segunda estrella; y Smoked Room le ha supuesto ganar otras dos estrellas más.

El primer chef andaluz en conseguir dos estrellas Michelin

Dani García ya había obtenido varios récords y galardones anteriormente. Podemos destacar que se trata del primer chef andaluz en conseguir dos estrellas Michelin, y fue nombrado Hijo Predilecto de Andalucía en 2020. Sin embargo, su trayectoria no se limita a las fronteras andaluzas. En el año 2016 inauguró el emblemático restaurante BiBo Madrid, un lugar que reúne en forma de comida todos los lugares que han marcado al cocinero, una guía de viajes emplatada que hace las delicias de los comensales. 

El camino hacia su tercera estrella Michelin comenzó, precisamente, en Madrid. Cuando el Bibo de Paseo de la Castellana estaba en construcción en el hotel Hyatt Regency Hesperia, el chef se percató de que iba a sobrar bastante más espacio de lo que habían contemplado. Tras plantearse diferentes posibilidades que le permitieran aprovechar el espacio, García y su equipo decidieron crear un local pequeño, pensado para acoger a pocos comensales, que diera sensación de comodidad y acogimiento. Es así como el pasado mes de junio nace Smoked Room, un establecimiento junto al restaurante Leña en el que el protagonista es ni más ni menos que el humo.

En este restaurante las brasas y la cocina a base de ahumados toman el papel protagonista: un lugar ideal para los amantes de las diferentes variaciones de la cocina de carnes y pescados que no tengan miedo a experimentación. Eso sí, si te atreves a probar las delicias de Smoked Room será mejor que reserves con bastante antelación. El local hace honor a su nombre y se trata de, literalmente, una habitación con capacidad máxima para 14 comensales, y además ofrece un único menú degustación por 180 euros: el Smoked Room Fire Omakase. Omakase significa 'ponerse en manos del chef', en honor a la filosofía que reina en esta pequeña habitación: la de abandonarse a los sabores y a los cambios en la carta, que cambia según la época a la que acudamos. Sin duda, se trata de un lugar en el que poder dejarse llevar cómodamente.

Otra peculiaridad del local es que las brasas están a la vista de los comensales, que pueden seguir completamente el proceso de preparación del menú. De hecho, el proceso de emplatado se realiza habitualmente junto a los comensales. Se trata de un lugar que arriesga para conseguir un resultado único y que impulsa aún más la carrera de Dani García, que, lejos de limitarse a España, ya cuenta con dos restaurantes en Nueva York y plantea continuar su expansión internacional.

Continúa leyendo