El arte urbano de las abuelas grafiteras

Más de 100 ancianas portuguesas forman el proyecto Lata 65, que demuestra que el street art no tiene edad.

Más de 100 ancianas portuguesas forman el proyecto Lata 65, que demuestra que el street art no tiene edad.

 

En las calles de Lisboa, un grupo de abuelas grafiteras está causando sensación. Lata 65 es el nombre de este proyecto portugués de arte urbano o street art (grafiti) para ancianos, que están aprendiendo a expresarse pintando en las paredes de su ciudad. Lata tiene un doble significado en portugués: es el bote de pintura y, además, se dice que “tiene lata” quien no tiene vergüenza de lanzarse a hacer algo. Como estas abuelas tan modernas y molonas.

 

Lara Seixo, creadora de la iniciativa, cuenta que se le ocurrió porque los mayores eran los que más preguntaban y se interesaban en los festivales de este género. Ella y otros artistas urbanos han querido acercar a los mayores a una forma de expresión artística normalmente asociada a los jóvenes. También, demostrar que la edad es sólo un número y que el concepto de envejecimiento activo es una realidad en el siglo XXI. Ya son más de 100 las ancianas (de entre 65 y 90 años) que han pasado por sus talleres. Las abuelas grafiteras ya han participado en eventos y exposiciones en las islas Azores y cerca de Coimbra, y planean más acciones. ¡No hay quien las pare!

Continúa leyendo