El kalimotxo , ¿el nuevo gin-tonic?

Pepsi reinventa esta bebida adolescente y la convierte en un 'cóctel elegante y glamouroso'. Y Twitter se incencia.

Imagen: Fotograma del vídeo de Pepsi.

Los clásicos siempre vuelven. Y con el kalimotxo (o calimocho) , esa clásica mezcla de Coca Cola y vino tinto que todos hemos tomado en mayor o menor medida en nuestra adolescencia, no iba a ser menos.

Pepsi ha decidido rescatar esta bebida y darle un halo de elegancia: la ha convertido en un cóctel lleno de glamour. Todo esto ha sucedido al publicar en su cuenta oficinal de Twitter en inglés una nueva receta para aprender a preparar este ¿cóctel? con un ingrediente estrella: la Pepsi 1893, una Pepsi premium creada para usar en combinados y cócteles.

En un tuit publicado el martes, la compañía estadounidense ha propuesto su receta de esta famosa bebida: tres partes de vino tinto, cuatro de su refresco y un gajo de limón. Servido en un vaso de tubo y ¡con una pajita! El texto dice: “Se dice cali-mocho” y “lo bebemos con amigos”.

Vamos, que han tratado de reinventar esta bebida vasca por excelencia, que de glamourosa no tiene ni el nombre. ¿Dónde quedó el kalimotxo servido en vaso de litro (el clásico katxi) o en vaso ancho, como pasaba en cualquier taberna años atrás?

Su idea es que sea un cóctel premium de lo más moderno y que funcione en el mercado estadounidense. ¿Estaremos ante el nuevo gin tonic? Una estrategia de marketing lanzada en el momento en que más apetecen los cócteles y bebidas refrescantes: en la época de terrazas.

Twitter ha hablado…

La activa (y crítica) comunidad twittera ha saltado ante este nuevo escándalo gastro coctelero. Repasamos algunas de las respuestas más originales, que van del humor a la ira, sin pasar por sentimientos intermedios.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

CONTINÚA LEYENDO