Vídeo de la semana

Esto se cena en casa de Karlos Arguiñano en Navidad y otros secretos

El cocinero vasco, que acaba de publicar un nuevo libro de recetas, cuenta cuál es su menú para estas fiestas. "Rico, rico y con fundamento", claro.

menu navidad Karlos Arguiñano
Gtresonline.

Es el cocinero más mediático, el pionero en esto de combinar cocina y televisión, y acaba de publicar su nuevo libro de recetas. Es el octavo, se titula 'La cocina de tu vida' y la acogida y está siendo un auténtico éxito de ventas. Una ocasión perfecta para conocerle mejor, empezando por conocer el menú de Navidad de Karlos Arguiñano, el que se come en su casa, y algunos otros secretos sobre su cocina, su vida familia y algunos compañeros de profesión. Como siempre, habla sin tapujos con total naturalidad y algunas de sus últimas revelaciones os van a sorprender.

¿Qué vamos a encontrar en el nuevo libro de Karlos? Él mismo confirma que está basado en esos recuerdos que todos tenemos  de cuando íbamos a comer a casa "de la abuela o de cuando tu madre te hacía las croquetas, la sopa de cocido, las albóndigas, el conejo en salsa o el pollo al horno con un limón dentro de la tripa. Esos recuerdos y esos sabores son los que se van a encontrar quienes tengan este libro en casa. Además todos los ingredientes los encontrarás cerca de casa y sin gastar mucho dinero. Siempre nos preocupamos de encontrar recetas saludables, que sacien, que no cansen y que alimente bien. Una familia bien alimentada es una familia sana y feliz". 

 

Ahora que las fiestas están a la vuelta de la esquina, queremos saber cuál es el menú de Arguiñano en Navidad y no nos sorprende saber que consta de recetas de lo más tradicionales y con el toque "rico, rico" que él siempre le da a todo lo que hace. En la mesa del cocinero se empieza con "ensaladilla rusa, siempre hay caldo de gallina y siempre hay una verdura. Cardo, normalmente". El plato fuerte es el capón asado: "Como nos juntamos 30-35, solemos asar tres o cuatro de cuatro kilos cada uno. ¡Se me saltan las lágrimas! Con unas patatas asadas. Y luego, lo de todas las casas: compota, turrones, mazapanes...". 

El cocinero vasco se siente orgulloso de hacer a sus nietos los mismos platos que su madre y su abuela le preparaban a él; la cocina pasa de generación en generación. Fiel a su sentido del humor, esto es lo que contesta al enterarse de que algún que otro compañero de profesión aboga por la tortilla sin cebolla: "¿Sabes qué suelo decir? Que hay dos tipos de personas en el mundo: los que les gusta la tortilla con cebolla y los que no tienen ni idea de nada". Lleva más de 7.000 programas en su espacio televisivo y se siente cómodo, por lo que no se plantea participar en formatos como MasterChef. No le hace falta, se ha hecho mundialmente famoso. "Por la calle también me para gente de Rumanía y de otros países del este dándome las gracias porque han aprendido castellano viéndome", ha confesado divertido.

Le preocupa la obesidad infantil y tiene un receta infalible para perder peso que responde a las siglas CLM: osea comer la mitad. Lo de los niños es otra cosa, es cuestión de inculcarles buenos hábitos alimenticios y de preocuparse de que lleven una alimentación equilibrada para que no sean obesos. Y no le vale la excusa de echar mano de la comida rápida cuando no se tiene tiempo. "¿No vas a tener tiempo de meter en una olla hirviendo unos guisantes congelados, los vas a hervir con una pizca de sal y los vas a triturar para hacerle a tu niño?", asegura.

Arguiñano admira a Dabiz Muñoz, el mejor cocinero del mundo según su último reconocimiento, y aunque no le conoce personalmente, sí ha ido a su restaurante. ¿Le ha gustado? ¡Claro!, pero tiene un pero: "Fue muy bien, pero que se me hizo muy larga la cena. Hay que ir a esos sitios a comer, no a cenar. Tienen una técnica y una delicadeza con los platos...".

Continúa leyendo

#}