El queso manchego siembra la discordia entre Europa y México

¿Qué ocurre cuando pides un queso manchego en México? A uno de nuestros quesos más internacionales le ha salido un ‘competidor’ mexicano. Una de nuestras D.O. más exportadas, en mitad de la ‘batalla del queso’.

Queso manchego podría dejar de llamarse así en México

La, ya denominada por algunos medios, ‘guerra del queso’ tiene al manchego (y otros tantos quesos europeos) como protagonistas. El queso patrio más famoso y el segundo producto español que más se exporta a Estados Unidos (después del vino) se encuentra en mitad de un conflicto con México.

Queso manchego, ¿español o mexicano?

Vayamos por partes, ¿hay un queso manchego en México? ¿Tiene algo que ver con el nuestro?

A cualquier español que le preguntes por el queso manchego no tendrá ninguna dificultad en identificar esta delicia elaborada con leche de oveja de raza manchega, con corteza dura y una curación que puede llegar a los 2 años. Su caracaterístico sabor y textura tampoco dejan lugar a dudas.

Sin embargo, si le preguntas a un mexicano, te hablará de un queso que nada tiene que ver con lo que nosotros conocemos. El 'manchego' mexicano se elabora sin regulación alguna, suele estar hecho con leche de vaca, tiene un sabor que recuerda a la mantequilla y se derrite muy fácilmente, por lo que se utiliza mucho con nachos, quesadillas o enchiladas.

La cuestión es que en los supermercados mexicanos puedes encontrar queso “tipo manchego”, del que os acabamos de hablar hace un segundo, que no se parece ni en el blanco de los ojos al nuestro. También hay un “tipo feta”, un “tipo Parmesano” y así unos cuantos más, que nada tienen que ver con el queso al que hacen referencia. Y que causa, cuanto menos, asombro.

Europa quiere proteger 57 productos lácteos

En plena negociación para renovar el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México, firmado en 1997, Europa se planta. El objetivo es proteger 57 quesos con denominación de origen cuyas nomenclaturas se usan en México sin normativa ninguna.

Por su parte, la Cámara mexicana de Industriales de la Leche (Canilec) defiende a los productores de su país y asegura que el “97 % del manchego que se consume en México es la versión mexicana, lo que supone unos 5.000 millones de pesos al año - más de 210 millones de euros-”, un negocio importante para el país.

Queso "tipo manchego" mexicano
Foto: Web Quesos Nochebuena.

De hecho, la prensa mexicana también se ha sumado a la batalla con titulares como “El queso Manchego podría dejar de llamarse así en México” y otros más radicales que piden que no se metan con su manchego.

De los 57 quesos que quiere proteger la Unión Europea, ya se han resuelto los desacuerdos sobre unos 30. Europa permitirá que en México se produzcan variedades de brie, camembert, gouda, mozzarella y provolone. El Manchego, el feta, el gruyere y el morbier, siguen en tela de juicio.

Mientras que los mexicanos defienden que no se trata de copias, sino que esta nomenclatura es una referencia a las recetas originales que se versionan para producir estos quesos, cualquier español, italiano o griego que pruebe en México un “manchego”, “parmesano” o “feta” lo considerará un claro engaño para el consumidor.

Lo que desde este lado del charco no llegamos a entender es por qué no se utilizan otras denominaciones para estos quesos que, no dudamos, estarán deliciosos pero desde luego no son ni manchego, ni parmesano ni feta.

CONTINÚA LEYENDO