Vídeo de la semana

¡Esta Corona es Mía!

Justo un día después de que los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, anunciase que esperan su primer hijo, los países de  la Commonwealth han aceptado la ley que acaba con la discriminación de la mujer a la hora de acceder al trono del Reino Unido, con lo que, si tuviesen una hija, esta podrá ejercer como jefa de Estado de todos los países que conforman dicha organización (La reina Isabel II es jefa de Estado de Reino Unido, Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, San Kitts y Nevis, Santa Lucia, San Vicente y Granadinas, islas Solomón y Tuvalu). Esta aprobación despeja el camino al gobierno de Cameron, que podrá  cambiar la norma para acabar con la situación actual. Además, permite que cualquier sucesor de la Casa Real del Reino Unido pueda casarse con un católico. David Cameron ya anunció en octubre de 2011 que presentaría una propuesta para que se admitiese la iniciativa de acabar con la segregación femenina en este supuesto. Inevitable preguntarse qué pasa con España. En nuestro país, excepto Isabel II, sólo ha habido un caso en que una mujer haya sido Princesa de Asturias, María de las Mercedes, primogénita de Alfonso XII, quien pasó de ser heredera de éste y futura reina a ser heredera de su hermano, Alfonso XIII, cuando su madre dio a luz al hijo póstumo del Rey. Según las crónicas, Sagasta, presidente del Gobierno, alargó hasta el parto el momento de proclamarla como futura reina a la espera de comprobar si el bebé era varón, como así fue, por lo que ella no reinó. Para saber más sobre la ley sálica pincha aquí.

Continúa leyendo