El Gato acostado, la versión del León come gamba de MasterChef 10 que también terminó en desastre

En la tercera gala, Luismi ha tenido que inspirarse en el icónico plato del programa, pero ha sido incapaz de mejorarlo.

La tercera gala de MasterChef ha dejado momentos muy divertidos, buena cocina y algún que otro desastre en los fogones. De hecho, lo más destacado del programa ha sido precisamente un plato fallido: "El Gato acostado", la versión del "León come gamba". Spoiler: la cosa tampoco ha acabado nada bien.

En la primera prueba de la noche, los concursantes han tenido que tratar de mejorar algunos de los peores platos de la historia del talent show de cocina. Entre las propuestas, que han sido asignadas a dedo por la cómica Silvia Abril, estaban la bavarois de Juanma Castaño, ganador ex aequo junto a su amigo Miki Nadal de la última edición Celebrity, la piña colada de Juan Salazar, de Los Chunguitos, en MasterChef Celebrity 4, o el plato "Año nuevo chino", que Nathan elaboró en MasterChef 5, una sopa con patas de pollo “incomible” según Jordi Cruz. 

No ha faltado tampoco la gran estrella de los platos “desastre” de la historia del programa, el "León come gamba" que le costó a Alberto la expulsión directa en MasterChef 3. Silvia Abril le ha dado la “oportunidad” de mejorar la receta original a Luismi, el bombero del grupo, por ser precisamente “la peor idea de bombero" de la historia del programa.

La versión de Luismi ha sido ya bautizado como "El gato acostado" y tienes que ponerte al día si no lo has hecho ya porque va a ser motivo de tertulia en el desayuno de la ofi durante toda la semana. “La verdad que todo juega a mi favor porque hacerlo peor es difícil”, decía Luismi antes de ponerse manos a la obra y ver cómo el tiempo se le echaba encima y era incapaz de presentar un plato mejor que aquella patata con bigotitos y ojos que mostró Alberto en su día al jurado. 

La inseguridad, los nervios y la falta de experiencia y conocimiento propia de las primeras semanas de concurso le han jugado una mala pasada al aspirante, cuya elaboración ha sido catalogada como “peor” que el "León come gamba" original. “El problema está en que cuando este plato se presentó por primera vez no se hizo con la idea de crear un desastre. Más bien había ilusión y la intención de hacer algo bien. Pero, lo que acabas de presentar Luismi y tu forma de trabajar en las cocinas es imperdonable”, le ha dicho, contundente como casi siempre, Jordi Cruz al autor del plato fallido. Afortunadamente para él, no era la prueba de eliminación.

Prueba de eliminación en tres partes

Después de que María Lo luciera su favoritismo una semana más en las cocinas de MasterChef 10 y de una desastrosa prueba de exteriores en la que los concursantes han tenido que elaborar un menú esquimal con el salmón como protagonista, la tercera gala del programa se ha resuelto con una prueba de eliminación de tres partes. Hasta 6 concursantes han luchado por evitar ser el siguiente expulsado, siguiendo el camino de Girado, que fue eliminado la semana pasada

El chocolate ha sido el protagonista de las tres pruebas “rápidas” que han decidido el tercer expulsado del talent show. 

En la primera, precisamente Luismi, autor de "El gato acostado", y Verónica se han salvado tras ser los mejores en la preparación de una esfera de hilos de chocolate en 30 minutos. Jokin y Paula han hecho lo propio en la segunda prueba, en la que han tenido que preparar una esfera agujereada de chocolate blanco. 

Claudia y Yannick, al que Chanel Torreira le ha regalado entradas para disfrutar en directo del Festival de Eurovisión —la cantante, que representará a España en el certamen que tendrá lugar en Turín el 14 de mayo, ha sido una de las invitadas de la noche al plató y el concursante belga es un fanático del festival musical—, se han jugado la eliminación en la tercera miniprueba, que ha consistido en hacer una esfera de chocolate con leche rellena de tiramisú en 60 minutos. 

Ambos aspirantes lo han hecho muy bien, tal y como ha reconocido el jurado. Según el panel de expertos, la preparación de Claudia estaba "impecable" y el tiramisú riquísimo. El de Yannick no se ha quedado atrás en halagos: “Está muy rico, elegante y espectacular", ha dicho Pepe Rodríguez.

Ante semejante valoración se antojaba muy difícil la decisión del jurado, que antes de salvar a los dos aspirantes y poner el punto y final a la tercera gala de MasterChef 10 sin expulsado, ha reconocido que Claudia y Yannick han protagonizado “uno de los retos más difíciles de estos 10 años de historia” del programa. Por lo tanto, tendremos que esperar 7 días más para conocer al tercer expulsado del talent show, pero para el recuerdo quedará la versión del !León come gamba! que ha tenido el mismo final que la original. Tendrá difícil, eso si, hacerse tan viral como aquella que todavía da juego años después. 

Continúa leyendo