Vídeo de la semana

El Gobierno prohibirá la publicidad de pastelería, helados, zumos y bebidas energéticas dirigidas a menores de 16 años

“La publicidad en este tipo de alimentos tiene unos efectos comparables al del tabaco, el alcohol o el juego”, afirma el ministerio de Consumo.

iStock
iStock

El Gobierno de España,  a través del ministerio de Consumo, ha anunciado que prohibirá la publicidad de “alimentos nocivos para su salud” dirigida a menores de edad mediante la aprobación de un decreto ley en el que está trabajando. “La publicidad en este tipo de alimentos tiene unos efectos comparables al del tabaco, el alcohol o el juego”, afirma el ministerio en el vídeo informativo sobre esta nueva regulación en la que trabaja.

En el mismo vídeo, Consumo advierte que “En España existe un grave problema de salud pública vinculado al consumo de alimentos con altos contenidos en sal, azúcar y grasas que deriva en graves enfermedades para los menores como el sobrepeso y la obesidad”, argumentando así su decisión de restringir la publicidad de pastelería, helados, zumos y bebidas energéticas, entre otros productos, dirigida a menores de 16 años.

Hasta ahora, en España estaba vigente el denominado código PAOS, que establece una serie de reglas éticas que guían a las compañías adheridas en el desarrollo, ejecución y difusión de publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a menores, desde el año 2005, pero en una rueda de prensa conjunta con la alcaldesa de Barcelona, el ministro Alberto Garzón ha dicho que este código ha demostrado ser ‘insuficiente’.

Junto a esta medida, la cartera de Consumo también ha informado que “tampoco se podrán anunciar bebidas, snacks o salsas con azúcares añadidos o preparados con más de 225 kcal por cada 100 gramos”. Y en una infografía explicativa sobre la futura norma en la que está trabajando también pone el ejemplo de los snacks salados con azúcares añadidos o más de 0,1 gramos de sal por cada 100 gramos, uno de los valores que se van a incluir en la ley para que la publicidad quede restringida a aquellos productos dirigidos al público infantil cuyas grasas totales y saturadas, el azúcar y los niveles de sal se mantengan por debajo de los establecidos por la OMS para cada producto. “Esta nueva regulación sigue las recomendaciones de la OMS y ya está siendo aplicada en países como Reino Unido, Portugal o Noruega”, defiende el ministerio.

Restricciones en todos los medios de comunicación y redes sociales

La restricción publicitaria de todos los alimentos mencionados afectará no solo a la televisión y la radio; también internet, las redes sociales y plataformas digitales como Youtube y las apps con contenidos para menores de 16 años y los medios impresos o secciones dirigidas a menores de 16 años. En todas estas no se podrá hacer publicidad en ningún momento de aquellos productos que tienen unas características como las descritas.

En televisión, por su parte, estará prohibida la publicidad de los ultraprocesados citados en todos los programas emitidos en horario de protección reforzada a menores; es decir, de lunes a viernes de 8 a 9 de la mañana y 5 a 8 de la tarde, y los fines de semana y festivos de 9 a 12 del mediodía. Además, también estará prohibida dicha publicidad a lo largo de toda su emisión en los canales infantiles, y “antes, durante y después de programas destinados al público infantil en televisión online en abierto”. No queda tan claro el último matiz de lo explicado por el ministerio de Consumo con respecto a la norma y las televisiones: “en televisión y radios generalistas, cuando haya una audiencia elevada de menores de 16 años”. Habrá que esperar al texto legal final para ver en qué se concreta esta última medida. 

Continúa leyendo