Hijos rebeldes

De las ovejas negras no se libran ni las mejores familias. Y si no, que se lo digan a algunos actores, reyes y aristócratas que viven en un ¡ay! por culpa de sus hijos.

De las ovejas negras no se libran ni las mejores familias. Y si no, que se lo digan a algunos actores, reyes y aristócratas que viven en un ¡ay! por culpa de sus hijos.

 

El príncipe Harry de Inglaterra es la 'oveja negra' oficial de la corte británica. Al hijo de Carlos de Inglaterra le hemos visto fumando marihuana, desnudo en Las Vegas, pegando a paparazzi, bebido... Nos hemos acostumbrado a que dé que hablar. Ahora, una foto suya abrazando a su amigo, el playboy libanés Fidelio Cavalli, ha causado un enorme revuelo en Gran Bretaña: Cavalli acaba de ser acusado de haber alquilado un avión privado para transportar un importante alijo de cocaína (una tonelada y media). Hasta el periódico The Times se ha cuestionado seriamente el tipo de amistades del príncipe díscolo.

La familia real española también tiene su miembro rebelde: Froilán, el hijo mayor de la infanta Elena. Ha cambiado cuatro veces de colegio en cinco años, ha intentado vender un reloj falso en joyerías, ha protagonizado desplantes familiares… Su abuela quiere que esto se acabe y le ha internado este curso en una academia militar en Florida, que al parecer paga ella (40.000 euros al año).

De escándalo en escándalo

Carlos Felipe de Suecia, otra oveja negra de sangre real, parece que ha sentado la cabeza: ha pasado de ser el eterno playboy a casarse con una exbailarina de striptease. Otra ‘hija de’ rebelde es Scout Willis, hija de Bruce y Demi Moore, quien ha sido detenida por beber alcohol en la calle (ilegal en EE UU) y no tiene reparos en enseñar su pecho en Instagram. Otra ‘niña de su madre’ contestataria es Chabelita, que vive una permanente bronca con su familia, aireada convenientemente en televisión. La pequeña de Billy Ray Cyrus, Miley, le tiene muy preocupado: “No quiero que mi hija acabe como Kurt Cobain”, dijo. Y es que la niña de sus ojos va de escándalo en escándalo: fuma ‘maría’ en el escenario, protagoniza vídeos eróticos y, lo último, ha escandalizado a todos con su vestuario en la presentación de los premios MTV (incluso ha enseñado un pecho).

Continúa leyendo