¡Hoy es martes y trece!

Los supersticiosos ya tienen una buena excusa para no salir hoy de casa. Es 13 de octubre y martes, un día de mal fario según la tradición. Pero ¿de dónde viene esta superstición?, ¿podemos contrarrestarla?

El día de hoy, 13 de octubre, cae en martes, jornada de mala suerte según la tradición popular, así que los supersticiosos ya tienen una buena excusa para no salir de casa. Pero ¿de dónde viene esta superstición?, ¿podemos contrarrestarla? Probablemente, hay más de un martes y trece en tu vida en el que no te ha pasado nada especial, pero seguro que hay algún otro en el que has vivido algo malo y se lo has achacado a la fatalidad de este día.
Sea como fuere, todos, supersticiosos o no, nos levantamos los martes y trece con cierta inseguridad en el cuerpo. No es temor, pero sí incertidumbre ante qué me pasará hoy... Seguramente y ante la duda evitaremos pasar por debajo de una escalera, romper un espejo, cruzarnos con un gato, casarnos, embarcarnos, etc. Si hay que discutir lo dejamos para otro día, los viajes pueden esperar, el dentista nos cambiará la hora, el ascensor nunca lo pararemos en la planta 13 (si hay que subir por las escaleras, se sube...); en fin, que todo lo que podamos dejar para mañana en este caso es mejor que hacerlo hoy. Y nada de reírse del que viva este día con especial intensidad o angustia, no es una tontería, de hecho se le ha dado el nombre científico de “triscaidecafobia”, que proviene de las palabras griegas triscaideca que significa trece y de phobos que significa miedo.

Historia de una superstición

Todo se originó en un antiguo refrán romano que decía: Giorno di Venere, giorno di Marte, non si sposa e non si parte que significa: “Día de Venus (Viernes), día de Marte (Martes), no hay que casarse ni partir de viaje”. En el caso del Martes la fuerza negativa le viene a este día de Marte, su planeta y dios regente, que ya desde antiguo era denominado “el pequeño maléfico” y al que se le asignaban cualidades tales como voluntad, energía, tensión y agresividad. Pero en el caso del Viernes (día considerado de mal augurio para los países anglosajones) el mal fario no viene por Venus, la diosa del amor, sino, probablemente, porque Jesús murió un viernes.
Ésta es la primera constancia histórica que tenemos de que el Martes o el Viernes sean días temidos y respetados. Pero el carácter “cenizo” de estos días se fue forjando con el tiempo a base de más tradiciones y supersticiones y se reforzó más al unirlas al mal fario del número 13 considerado desde la antigüedad de mal augurio por varias razones:

-En la Última Cena, trece eran los comensales. Los 12 apóstoles y Jesucristo, que hacía el nº 13 y acabó crucificado un viernes 13.-La Cábala y las antiguas leyendas nórdicas nos hablan de 13 espíritus malignos. De hecho, celtas, normandos y vikingos tenían al 13 como número fatídico.

-El capítulo 13 del Apocalipsis habla del anticristo y de la Bestia y, según la Biblia, la famosa confusión de lenguas en la Torre de Babel habría ocurrido un martes 13.

-En el Tarot, el 13 se corresponde con el arcano de la Muerte.

-La Masonería (a la que se le atribuyó el propósito de destruir a la Iglesia) adoptó el 13 como su número simbólico y de hecho sus logias tienen 13 grados jerárquicos. Se dice que, por eso, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, que era masón, hizo poner al billete de dólar una pirámide de 13 escalones.

Cómo se puede conjurar este día tan “cenizo”

Aparte de no tentar a la suerte, este día debemos intentar captar toda la energía positiva y sana que podamos. Y para ello nada mejor que hacernos un talismán protector con ajos y sal. Bastará meter en un saco blanco de tela (o envolver en un pañuelo blanco) una cabeza de ajos con tres o cuatro cucharadas de sal gorda y se cierra con una cinta roja. Se pone debajo de la almohada a partir de las 12 de la noche, cuando comience el martes 13. Por la mañana, cuando nos levantemos cogemos la sal gorda y ponemos pequeños regueritos en la parte de abajo de las ventanas y puertas de toda la casa, de este modo las “sellamos” y evitamos que la mala suerte entre. Si vamos a salir, entonces nos ponemos la cinta roja a modo de pulsera y metemos uno de los dientes de ajo sin pelar en la cartera, en el bolso o en el bolsillo, para llevar ambas cosas encima durante todo el día como protección.

Lo que ha pasado otros Martes 13

-El crack de la bolsa de Nueva York ocurrió el viernes 13 de abril de 1929 y provocó la pérdida de grandes fortunas y no pocos suicidios. Fue la mayor crisis económica a la que se ha enfrentado nunca el sistema capitalista.

-El martes 13 de noviembre de 2002 el petrolero “Prestige” sufrió una vía de agua que originaría el mayor vertido de fuel ocurrido en la costa gallega. Toda una catástrofe ecológica.

-Un viernes 13 de octubre de 1307 la orden de los Caballeros Templarios fue entregada a la Santa Inquisición, siendo arrestados y condenados a la hoguera esa misma noche muchos de sus caballeros, que lanzaron diversas maldiciones antes de ser ejecutados.

Continúa leyendo