Vídeo de la semana

Así es el huevo frito perfecto según The New York Times

Se hace viral entre los usuarios españoles de Twitter la receta del prestigioso periódico, que sigue a su vez los consejos del cocinero español José Andrés.

Pexels
Pexels

El club de los españoles indignados con la paella con chorizo de Jamie Oliver ha crecido de forma notable en las últimas horas por la publicación del The New York Times en su prestigiosa y mediática sección de cocina de la receta del huevo frito perfecto.

Tirando de humor y sacando un poquito de contexto la noticia porque el huevo frito es famoso aquí pero no tanto al otro lado del charco, seguidores de Twitter han viralizado la noticia por eso precisamente, por convertir en noticia algo que como vas a comprobar a continuación lleva siglos inventado.

Más allá del humor, la lectura seria de que el huevo frito haya llegado a The New York Times es que lo ha hecho en una versión 100% española, la del cocinero José Andrés, auténtico icono de la gastronomía en Estados Unidos y uno de los grandes embajadores internacionales de la cocina española.

La receta de José Andrés

El prestigioso diario neoyorquino señala que la receta del chef español es la mejor forma de conseguir el huevo frito perfecto. ¿Y cuál es la diferencia con los que te hace tu madre? ¿Algún aprendizaje nuevo? Pues no, la verdad que ninguno. José Andrés, que es un profesional de los fogones que domina la cocina tradicional española al dedillo, sabe que es difícil mejorar un huevo frito a base de innovación, así que sus consejos son los de toda la vida. Si acaso, añadir pimienta al final es lo más novedoso que se puede decir de la receta compartida por el periódico.

Por lo demás, el huevo frito al que se rinde el The New York Times es el más valorado entre los españoles: con puntillita y la yema líquida por dentro. Para conseguirlo, recomienda cocinar al mismo tiempo en una sartén grande hasta cuatro huevos utilizando para dicha cantidad tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra (se puede ajustar esta proporción a otro número de huevos). 

Una vez esté muy caliente el aceite, aconseja añadir los huevos y dejar que se hagan solos entre dos o tres minutos. Sin que se toquen, lo cual es un detalle muy importante. En la receta se deja claro que la yema ni se toca para que quede suelta y se pueda mojar en ella, mientras que la clara se debe ir bañando con aceite con la ayuda de una espumadera, pero sin necesidad de tocar el huevo. Si este movimiento se hace de forma correcta, rápido pero con cuidado, y si la temperatura del aceite es la correcta, la yema no se cuajará. 

Además, para evitar las salpicaduras iniciales del aceite que pueden llegar no solo a ser molestas sino también a generar alguna quemadura pequeña, The New York Times recomienda abrir los huevos cerca de la base de la sartén. Otro truco, este no especificado en esta versión del huevo frito perfecto, es echar los huevos cerca de la base de la sartén desde un recipiente donde previamente los hayas colocado una vez cascados.

Una vez estén listos los huevos con su yema suelta y su indispensable puntillita, solo hay que rematar la faena con sal y pimienta, aunque esto ultimo es opcional. The New York Times, por cierto, apuesta por la sal kosher dado que la comunidad judía en la ciudad de los rascacielos es muy extensa.

Para finalizar, al servirlo es clave hacerlo con el mínimo aceite posible, bien escurrido. Para saber si lo has hecho bien, al estilo José Andrés, es mejor que compruebes la pinta de tus huevos con estos cocinados por el cocinero, que como ves tienen un pequeño velo blanco por encima de la yema. ¡Ya tienes deberes hasta convertirte en el maestro o la maestra del huevo frito!

También te puede interesar:

Continúa leyendo