Kim Kardashian, vestida por la polémica

Sus últimos looks no dejan indiferente a nadie.

Es la reina indiscutible de la telerrealidad americana, pero Kim Kardashian no se conforma con sus apariciones televisivas, por lo que cada uno de sus looks genera controversia. Sus dos últimos modelitos no han sido para menos, y es que su recién recuperada silueta tras dar a luz, es algo de lo que Kim quiere presumir.
Kim Kardashian lució por un ajustado vestido negro transparente que dejaba al descubierto las curvas inconfundibles de la socialité. La mujer de Kanye West únicamente se cubrió con una cazadora XXL con print de camuflaje, y completó el look con unos botines altos de ante en verde oliva.

Al día siguiente, la líder del clan Kardashian llevó al extremo la tendencia ‘slip dress’ y salió a la calle ataviada con un sensual y minúsculo salto de cama en raso negro y encaje. En esta ocasión, Kim se volvió a cubrir con una cazadora oversize, con un guiño al último disco de su marido estampado en la espalda.
Desde que diera a luz a su segundo hijo el pasado mes de diciembre, Kim Kardashian ha perdido 30 kilos en un proceso que ha compartido paso a paso con sus millones de seguidores. Una vez conseguido su gran objetivo, volver a su peso de 2010, la socialité no duda en presumir de figura siempre que puede.

Y es que Kim Kardashian asegura que su dieta, el entrenamiento y el uso de corsés son los responsables de sus curvas de vértigo, rechazando de plano las acusaciones de uso de Photoshop que se han vertido sobre ella recientemente.
Está claro que nadie como Kim Kardashian sabe provocar y rentabilizar una polémica.

Continúa leyendo