Las abuelas 'damas de honor' que se han convertido en un fenómeno viral

¿Y esto, lo habías visto antes?

Las bodas son emotivas sí, pero a veces pasan cosas excepcionales, únicas y especiales. Este es el caso de la boda que Josh Wakefield y Maggie celebraron en Gap, Pensilvania. La ceremonia y la celebración en sí fue bonita, como todas, pero sus respectivas abuelas: Drue Fitzgerald y Joyce Benedict, protagonizaron el momento más único de la jornada. Y es que sus nietos decidieron adjudicarlas la cesta de flores para que las esparcieran mientras la novia se dirigía al altar. Un hecho que nadie se esperaba.
Lo más normal es que los sobrinos, primos o ahijados de los novios (entre 4 y 8 años), se encarguen de esta bonita tradición. Sin embargo, a Maggie se le ocurrió que su abuela y la de su futuro esposo podrían llevar a cabo esta ardua tarea, haciendo este momento aún más especial. Y vaya si lo consiguieron.

La fotógrafa de la boda, Ashley Elizabeth, se encargó de inmortalizarlo grabándolo en vídeo. En pocos días, Drue y Joyce, con sus vestidos de encaje, eran conocidas a gran escala gracias a Internet y estas imágenes se hicieron virales.
Maggie confesó a sus invitados que la muerte de su padre le había hecho recapacitar sobre la gente que quería tener al lado durante este día, y su abuela y su abuelo eran sin duda algunas de ellas. Sin ir más lejos, y sin restar protagonismo al hecho explicado, Ronald, el abuelo de Maggie y marido de Joyce, fue el encargado de llevar a su nieta hasta el altar.
Además, Ronald demostró que el amor sigue vivo en una relación a pesar de los años que pasen y sacó a bailar a su esposa en mitad de la boda. Esto emocionó a los novios y especialmente a su nieta.

Continúa leyendo