Los donuts más exóticos que arrasan en Internet

Las propuestas gastronómicas más exóticas y diferentes pisan fuerte. Especialmente si tienen una fotografía digna de dar envidia en Instagram. ¡Los donuts se reinventan! ¿Para bien?

Foto: Instagram @mybsweet.

Generalmente la mayor parte de propuestas en clave foodie más locas tienen su origen en Estados Unidos, es allí donde los pasteleros no tienen problema en atreverse con ideas en las que vuelcan toda su creatividad. Y a nosotros cualquier moda que llegue del otro lado del charco nos genera total fascinación.

Si de una simple magdalena fueron capaces de conseguir un dulce (con cinco kilos más de azúcar, eso sí) capaz de conquistar a la mismísima Carrie Bradshaw y que han llegado a todos los rincones del mundo, cualquier cosa puede pasar con los donuts.

Ya hubo una moda: los famosos cronuts (una mezcla de cruasán + donut), que quisieron ser y no fueron. Todos lo sabemos, el dulce favorito de Homer Simpson es carne de cañón, un postre que permite mostrar el lado más creativo (o cruel, ya veremos) de los maestros pasteleros.

Este verano hemos tenido dos buenos ejemplos que no sabemos si llegarán a tener la popularidad de los cupcakes, pero desde luego, son totalmente instagrameables y el sueño de los foodies más modernos.

Ya sabes, si no tienes un helado negro, un frappuccino unicornio, un taiyaki o uno de estos donuts en tu muro de Instagram, definitivamente no eres un verdadero #foodlover. Esta es la cruda realidad.

Los donuts rellenos de helado

Unir helado y donut ha sido idea de una pastelería ubicada en Los Ángeles, que ha creado una tendencia gastronómica en Estados Unidos este verano. Estos donuts con helado han sido bautizados con el hombre de “Halo” y han enamorado a medio país.

Barb Batiste, la propietaria de la pastelería “B Sweet” es la creadora de esta ¿genialidad? Se preparan en el momento en que el cliente los encarga, ya que el encanto de este dulce es el contraste frío calor, entre la masa del donut caliente y el frío que aporta el helado.

Se rellenan con helados de los colores y sabores de lo más originales que te puedas imaginar.

No podemos negar que el resultado es perfecto para Instagram, para la báscula ya es ‘harina de otro costal’.

Pero… ¿y qué nos decís del donut fluorescente?

Foto: Blak Star Pastry.

Yo hasta el donut relleno de helado puedo llegar… Tendrá mil calorías pero desde luego, rico tiene que estar.

Ahora bien, con un donut con un glaseado fluorescente ya tendría yo mis dudas. Nacidos para hacer la competencia directa a la colorida comida unicornio, estos ‘glonuts’ como se les conoce, pisan fuerte.

Tienen su origen en la pastelería “Black Star Pastry”, en Australia y, aunque a plena luz del día son dontus glaseados normales y corrientes, cuando se iluminan con una lámpara de luz ultravioleta o por la noche se vuelven fluorescentes. ¿Quién dijo que comer en la oscuridad era un problema?

Como curiosidad hay que saber que se elaboran añadiendo riboflavina o vitamina B2 a la cobertura, un pigmento amarillo que suele usarse como colorante en la industria alimentaria.

Se crearon con motivo del festival de música Vivid Live y fueron los absolutos protagonistas de las noches en Sidney.

Una vez visto esto, habrá que elegir entre los deliciosos y tradicionales donuts de siempre o estas creativas propuestas. ¿Llegarán algún día a nuestras pastelerías?

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo