Este es el menú degustación asequible del restaurante de Karlos Arguiñano, que reabre sus puertas

El cocinero vasco no se sube a las nubes con los precios. Por menos de 50 euros, sus comensales pueden probar varios platos de su recetario.

Ha estado cerrado durante el mes de diciembre, pero ya tiene los fogones a todo gas para seguir repartiendo exquisiteces a sus fieles comensales. Estamos acostumbrados a que comer en los locales de reconocidos chefs cueste un pastizal, pero eso no sucede en el caso que nos ocupa. Este es el menú degustación asequible del restaurante de Karlos Arguiñano, que al fin reabre sus puertas. No tiene ninguna estrella Michelín y tampoco le hace falta, porque la fama de su propietario y su buen hacer culinario está sobradamente demostrado.

El hotel-restaurante, que lleva su nombre, está ubicado en un antiguo palacete conocido como Villa Aiala edificado a principios del siglo XX. El ambiente es una pasada, pues está en la maravillosa playa de Zarautz, con unas vistas espectaculares. El comedor principal tiene capacidad para 50 comensales y los dos comedores interiores, de estilo rústico, para 25 cada uno. Al frente, el equipo de Arguiñano, con cinco de sus hijos que están a diario al frente del establecimiento. 

Para celebrar esta reentrée después de un tiempo de descanso, nada mejor que probar su menú degustación que sólo cuesta 49,50 euros. Muy lejos de los 365 del restaurante de Dabiz Muñoz, DiverXO, o los 180 de Dani García, que subió el precio tras conseguir dos estrellas Michelín el pasado diciembre. Son muchos los que se quejan del precio desorbitado de este tipo de establecimientos, pero el cocinero más mediático del panorama español no entra en ese grupo y prefiere ofrecer sus recetas a una cantidad módica, con toda la calidad.

¿Qué se come en el menú de Arguiñano? Muchas cosas y muy ricas, de mar y de tierra y sin falta el postre por supuesto. Las bebidas, como siempre suele suceder van aparte y a los 49,50 hay que sumarle el 10% de Iva. 

- Ensalada templada de chipirón Pelayo, que va salteado con cebolla caramelizada.
- Risotto con crema de hongos
- Bacalao con salsa zurrukutuna (con pimentón y huevo) y guiso de sus callos
- Pollo lumagorri con salsa y merengue cítrico
- Y pastel vasco con helado de hierba luisa

Un compendio de algunas de las recetas estrella del cocinero vasco que harán las delicias de los forofos de su cocina. Y mientras su restaurante sigue triunfando y obteniendo comentarios muy positivos, él comparte sus creaciones en su programa de televisión, haciendo gala siempre de su particular sentido del humor. Lleva más de media vida dedicado a su gran pasión, aunque lo suyo empezó casi por obligación. "Mi madre era inválida y yo era el más mayor. Me tocó ayudar en cocina. Con siete u ocho años yo venía de la escuela y me ponía a limpiar los puerros, a pasar una salsa de tomate, a pelar patatas, a preparar la mesa... Mis primeros pasos en una cocina fueron en un 'txoco' con los amigos de la cuadrilla. Con trece o catorce años ya empezábamos a hacer nuestras propias comidas. Algunas veces comíamos bien y otras... de pena. Recuerdo unas manitas de cerdo que les hice una vez y rebotaban en la pared de lo duras que estaban. Todavía me lo recuerdan..", decía en una entrevista reciente.

Continúa leyendo