La receta de Mac&Cheese de Dani García que ha conquistado a más de 2 millones de personas

Si ya tienes dominado cómo hacer churros según los consejos del cocinero andaluz, aquí tienes un nuevo reto: su versión del mítico plato de la cocina italoamericana.

El cocinero Dani García está que se sale. Desde que cerró su restaurante tres Estrellas Michelín en Marbella, todos las propuestas gastronómicas que abre bajo el paraguas de su grupo empresarial triunfan. En su tierra, en Madrid, en Dubai y hasta en Nueva York. El último gran éxito cosechado han sido las dos Estrellas Michelín para Smoked Room, una de sus últimas aperturas en la capital. 

Pero es que además de su labor profesional en el canal de toda la vida, la restauración, el chef es un consumado influencer de cocina. Utiliza las redes como muy pocos chefs saben hacer y, obviamente, cuenta con la ventaja de su conocimiento y su creatividad en los fogones. Además, sabe adaptar sus creaciones al nivel de los cocineros caseros, de manera que cualquiera puede hacerlas. Por eso sus recetas son vistas cada vez por más personas en las redes. 

Sin ir más lejos, “media España” empezó el 2022 haciendo churros en casa con sus consejos y ahora todos sus seguidores (y los que no lo son) están locos por replicar su versión de los mac&cheese, el icónico plato de la cocina italoamericana. 

Más de dos millones de visualizaciones consiguió el vídeo de la receta en apenas unos días. Entre ellas, claro está, la nuestra, que después de probar los macarrones en casa hemos decidido que tenemos que contarte cómo hacerlos por si no tienes Instagram o no sigues al cocinero andaluz en las redes.

Paso a paso

Para la versión de los mac&cheese, Dani García prepara una bechamel casera con 75 gramos de mantequilla y 55 gramos de harina, a los que añade 600 ml de leche, sal y pimienta. “Primer truco: dejar cocinar muy bien la harina”, explica en el vídeo. Este consejo lo duplica porque también aconseja dejar hervir la leche “mínimo 10 minutos”.

A la bechamel, García añade 300 gramos de queso gouda y 300 más de emmental más una cucharadita de mostaza. “Veréis que se queda un pelín espeso y chicloso; es la razón por la que añado la pasta recién sacada del agua y sin escurrir”, apunta a continuación. En el vídeo muestra, aunque sea a cámara rápida, la elasticidad de la mezcla, que queda como una masa chiclosa, efectivamente. Esta es una muy buena pista para saber si lo estás haciendo bien en casa.

Cuece la pasta, unos 250 gramos de la variedad coquillettes (él recomienda los de la marca francesa Valfleuri, que cuentan con el sello IGP, Indicación Geográfica Protegida) para seis personas. Aunque te apetezca comer más. Ten en cuenta que la ración de pasta recomendada no debe exceder de 50 gramos por persona y que este plato es muy calórico por los ingredientes que lleva. 

Para terminar el plato, Dani García prepara un capa crujiente en la parte superior. Sobre la pasta ya mezclada con el queso y la bechamel, extiende una capa de una mezcla compuesta por 125 gramos de parmesano rallado, 125 gramos de panko, la harina japonesa que aporta un extra de crujiente, 50 gramos de mantequilla fundida y una cucharadita de pimentón dulce. 

Una vez bien extendida, gratina la mezcla y ralla al servir un poquito de trufa, pero este paso no es obligatorio. Tranquilo, sin trufa también están para chuparse los dedos…

Continúa leyendo