Este es el restaurante de un pueblo de Albacete que ha hecho historia en Madrid Fusión

Javier Sanz y Juan Enrique Sahuquillo, sus dos cocineros, han ganado un triplete histórico en la feria gastronómica.

Instagram @saahuu4
Instagram @saahuu4

No ha podido llegar en mejor momento el histórico éxito de Javier Sanz y Juan Enrique Sahuquillo, en la feria gastronómica Madrid Fusión. Los dos jóvenes cocineros y amigos veinteañeros que lideran el restaurante Cañitas Maite, situado en el pueblo albaceteño de Casas-Ibañez, han conquistado un triplete de premios histórico.

Ahora que tan en boca de la opinión pública está el concepto de la “España vaciada”, ellos dos, amigos desde la infancia, son una muestra de la generación de jóvenes emprendedores que ha decidido plantar las semillas de su futuro en sus respectivos lugares de origen. En su caso, el pueblo albaceteño de Casas-Ibañez, donde se sitúa el negocio familiar que ya es conocido entre todos los expertos en gastronomía del país: Cañitas Maite. 

Desde allí, un municipio pegado a otra localidad muy famosa, este desde haces años, Fuentealbilla -de donde es Andrés Iniesta, autor del gol que le dio a la selección española masculina de fútbol su primer y único Mundial hasta la fecha-, han conquistado la feria culinaria más prestigiosa del país. 

En apenas seis horas, todo en la misma jornada, han conseguido un hat trick, por seguir con la terminología futbolística. Primero, aupándose al unísono con el galardón estrella de la feria, el de Cocinero Revelación, por delante de los chef de otros siete restaurantes nacionales -en segundo lugar ha quedado Luis Callealta, de Ciclo (Cádiz), y en tercero Julen Baz, del restaurante Garena (Vizcaya)-.

Esta distinción ha sido solo el comienzo de una jornada en la que también han ganado el VII Concurso a la Mejor Croqueta de Jamón de Joselito, una de sus tapas estrella en el restaurante Cañas Maite, donde las preparan también de gamba roja, y  el II Concurso Nacional de Escabeches. 

Su croqueta "A base de mantequilla y leche fresca de oveja, dados y láminas de jamón de bellota Joselito y airbags de su tocinillo”, tal y como lee en la carta del restaurante que dirigen los dos chefs albaceteños, ha conquistado a un jurado compuesto por nombres de mucho peso en el sector, como por ejemplo Elena Arzak.  Exactamente igual ha ocurrido, por unanimidad, con el gallo castellano escabechado con verduritas de invierno encurtidas que les ha permitido completar el triplete de premios en Madrid Fusión. 

Cuál es la propuesta de Cañitas Maite

Javier Sanz y Juan Sahuquillo son ya una referencia de la gastronomía nacional antes incluso de cumplir 25 años. Y lo han hecho formándose en algunos de los mejores restaurantes del país para regresar después a casa, donde han tomado las riendas del restaurante familiar -también es hotel-.

Según explican ellos mismos en la “carta de presentación” del restaurante, Javier pasó por las cocinas de Casa Marcial y Atrio, mientras que Juan hizo aprendió en Mugaritz después de estudiar, también junto a su amigo y compañero de aventura profesional. en la Escuela de Hostelería de Toledo -Juan reconoce que no se han separado en 13 de sus 23 años-. Tras recibir los tres premios, los dos cocineros reconocieron que todo el equipo que les acompaña en Cañitas Maite, muy joven también, son amigos precisamente de la escuela de hostelería

En su restaurante, al que se puede llegar tomando un desvío en la carretera de Valencia a la altura de Graja de Iniesta -Está a media hora de distancias desde este punto; ¿quién no lo haría por una buena comida de camino a Valencia, por ejemplo?-, proponen dos cartas distintas: de barra y de producto. Así las llaman.

La primera está compuesta por una selección de tapas en las que la originalidad de sus propuestas -ninoyaki de queso manchego y trufa negra, hot dog de pulpo o ese postre de vainilla de Madagascar y pimienta rosa que han bautizado como “Tu primer beso”- se fusionan con otras elaboraciones clásicas, como sus ya famosas croquetas. En la segunda, el producto toma todo su esplendor en una selección variada pero elegida de platos con una distribución clásica: entrantes, platos de carne, de pescado, arroces y postres. Siempre con productos de primera calidad que les llegan a Casas-Ibañez de proveedores desde todos los rincones del país, algo que es común a sus dos cartas.

Basta con que te des una vuelta por el Instagram oficial de Cañitas Maite para que ya estés buscando una fecha para planear una escapada o una parada en algún viaje que te permita pasar cerca de un restaurante en el que, tras el éxito de sus chefs en Madrid Fusión, será una tarea complicada poder reservar una mesa este verano.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo