Retrasar la Maternidad. ¿Congelarías tus Óvulos?

Una de cada cinco mujeres congelaría sus óvulos para retrasar la maternidad de forma voluntaria. Las dificultades económicas y la falta de confianza en el futuro, son las causas principales que obligan a muchas  a retrasar el momento de tener hijos. Por desgracia, casi la mitad de las mujeres desconoce la posibilidad de recurrir a esta técnica.
Estos datos se desprenden del estudio sociológico Causas del retraso en la maternidad y sus consecuencias, llevado a cabo por la Clínica Eugin. El hecho de no tener hijos supone un impacto emocional importante para el 67,5% de los españoles. Más para las mujeres (69,3%) que para los hombres (60,7%) y más para los que tienen entre 30 y 39 años (71,7%).  Ese impacto emocional de no poder tener hijos de forma natural es tan grande que, según datos del último Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, cerca del 20% de las pacientes presentaban síntomas importantes de ansiedad y un 10% de depresión al inicio de un tratamiento de reproducción asistida. A este respecto la doctora Valerie Vernaeve, directora médica de la Clínica Eugin, considera que la técnica de congelación de óvulos "supone una opción rápida y cómoda" para conservar la calidad de los óvulos saludables de la mujer al mismo tiempo que se asegura la transmisión del propio ADN a los hijos. De este modo se puede retrasar la maternidad sin tener que renunciar a ella (la media de edad para tener el primer hijo en España está hoy en los 31,2 años, según el INE).
Queremos tener hijos...
El deseo de tener hijos de los españoles es alto, según se desprende de la encuesta. Lo desean el 48,5% de las mujeres  y el 43,7% de lo hombres. Por edades, los más convencidos son los que tienen entre 30-39 años ( 51,2%) y por provincias,  Murcia (70%) y Navarra (56,7%). Además,  el 26% de los hombres estarían de acuerdo en que su pareja se sometiera a ese procedimiento.
...pero lo retrasamos.
Para más de la mitad de los encuestados la edad ideal para tener hijos es de los 30 a los 40 años pero la realidad es que a partir de los 30 años las posibilidades de quedarse embarazada con los propios óvulos disminuyen cada año. Es decir, a los 30 las probabilidades son del 78%, a los 35 años son del 57% y a partir de los 40 es difícil quedarse embarazada con los propios óvulos.
Razones.
Las principales razones de los que no se plantean tener hijos se encuentran las dificultades económicas (39,7%) y la falta de confianza en el futuro (30,3%). Muy parecidas a las razones de los que sí quieren tenerlos pero se ven obligados a retrasarlo para conseguir una mayor estabilidad económica (73,7%), disfrutar del ámbito personal (34,8%) y desarrollar una carrera profesional (31,5%). También el tema de la conciliación familiar y laboral influye, pues el 95% de los encuestados afirman que las empresas dan pocas o ninguna facilidad para tener hijos.

Continúa leyendo