Roscón de Reyes, ¿de dónde procede la tradición?

El postre más navideño proviene de una tradición que poco tiene que ver con el nacimiento de Jesús.

Roscón de Reyes. ¿De dónde viene la tradición?
Gtresonline

Los  dulces navideños son en estas fiestas los ‘otros protagonistas’ además de los regalos. En los previos a estas fiestas tan entrañables nos preparamos para subir esos ‘kilitos’ por culpa del buen comer, y cuando finalizan, somos muchas las que nos ponemos a dieta para rebajar los estragos de esos dulces navideños.

En España, además de los turrones y mazapanes, existe el postre por excelencia que comienza a ser el más buscado después de la fiesta de nochevieja. El ‘Roscón de Reyes’ es uno de los must de la Navidad en el comienzo de enero. Las panaderías y pastelerías se llenan de las cajas típicas de este dulce cuya historia se remonta al siglo II a de C.

Precisamente se trata de la fiesta que los esclavos celebraban en honor a Saturno (divinidad de la agricultura). Durante estos festejos, los esclavos no trabajaban y se dedicaban a disfrutar junto a su familia del descanso y el asueto.

Entre otras costumbres, era tradición elaborar una torta circular de miel rellena con frutos secos. Un dulce que con el tiempo se hizo tan famoso como la propia fiesta. Al parecer, fue después el nacimiento de Cristo (en el S.III para ser exactos) cuando se introdujo la famosa haba, y encontrarla era señal de prosperidad para el afortunado.

Con el tiempo, y la desaparición del esclavismo, muchas de esas tradiciones se fueron perdiendo, aunque la de la torta perduró en el tiempo. Precisamente fue en Francia, donde más fuerza fue cobrando con el tiempo convirtiéndose, curiosamente, en una tradición propia de la nobleza y la aristocracia. En España, también fue conocida esta tradición y fue Felipe V quién añadió la costumbre de, en vez del haba, introducir en el postre una moneda como premio, que con el tiempo se transformó en el conocido muñeco que conocemos hoy.

Continúa leyendo