Té de queso: la nueva moda foodie que pisa con fuerza

3 minutos

El té de queso ha llegado para quedarse. Esta tendencia asiática se ha extendido y ya se ha convertido en una bebida de moda en Estados Unidos. ¿Tendrá el mismo éxito en Europa?

También te puede interesar: ¿Qué es food porn? La tendencia foodie que arrasa en la red

El ‘cheese tea’ o té de queso no da lugar a equívocos por su nombre: es una bebida compuesta por la combinación de y queso, pero no solo de estos dos ingredientes, también puede llevar frutas como la fresa y otros ingredientes como limón o chocolate, por ejemplo. Sin embargo, lo más representativo de este peculiar té es que su ingrediente estrella es el queso, pero no vale cualquiera, tiene que ser crema batida de queso, como la que se utiliza para hacer muchos postres y creaciones de repostería.

Thank you for having us! 💛💚❤️ . . . . . #cheeseteaid #letscheeseup #kulinermedan

A post shared by Cheese Tea 芝士の茶 (@cheesetea.id) on

Esta bebida es originaria de Indonesia, donde la cadena Cheesetea.id optó por esta peculiar bebida para darle un toque dulce al característico sabor amargo del té que parecía no gustar mucho a la clientela asiática. Esta cadena ha apostado por una amplia gama de sabores de estos tés en la que se pueden encontrar combinaciones de los dos ingredientes estrella, el queso y el té, con otros sabores como el melocotón, la leche condensada, chocolate, té matcha, té de jazmín e incluso con las populares galletas Oreo. Hay combinaciones para todos los gustos.

El aspecto de estas coloridas y originales bebidas se puede resumir en lo siguiente: un vaso transparente de té de diferentes sabores con un topping de crema de queso por encima.

Sin embargo, la cadena asiática no es la única que ha puesto a la venta estos originales tés de queso. Little Fluffy Head es una cafetería de Los Ángeles que se está haciendo muy popular, entre otras cosas, por sus originales tés de queso, de los que cabe destacar que los preparan con queso, crema batida y sal rosa del Himalaya.

Double trouble! Come in and try out the delicious Fluffy Black Tea and Fluffy Light Oolong Tea. | #LittleFluffyHead

A post shared by Little Fluffy Head Cafe (@littlefluffyhead) on

No son los únicos que han visto negocio en estos particulares tés: en Happy Lemon, cadena que cuenta con puntos de venta en diferentes partes del mundo, se han distinguido por tener diversas variantes como té verde, té negro, té con leche o chocolate, todos ellos con crema de queso salado.

Según los creadores de esta tendencia, el 'cheese tea' no se bebe de cualquier forma: primero hay que retirar la tapa, probar un poco de espuma de queso inclinando el vaso. A continuación, se vuelve a tapar y con la pajita damos un sorbo al té. Por último, se agita y se mezclan todos los ingredientes para disfrutar de la combinación de sabores en toda su esencia.

No es la primera combinación peculiar de alimentos que se convierte en tendencia foodie en Asia, como sucedió con el perrito caliente en el que el pan era pollo frito o las famosas hamburguesas con queso negras que causaron sensación en Japón. De momento el té de queso no ha llegado a España y no sabemos si acabará haciéndose un hueco en nuestro país, pero estamos seguras de que a muchos ya nos puede la curiosidad, ¿nos quedaremos con las ganas?

Etiquetas: Curiosidades, Gastronomía, Nutrición, Tendencias

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS