Vídeo de la semana

Tomates cultivados en condiciones similares a las del planeta Marte: el último avance de la unión entre gastronomía y ciencia

La innovación es clave para llevar a cabo este proyecto en el que se ha estudiado qué semillas son más idóneas y qué técnicas necesitan de cultivo.

Pexels
Pexels

¿Te imaginas decirles a tus hijos si quieres poner en su hamburguesa un ketchup “traído del espacio”? Alucinarían, ¿verdad? Pues ya no estaríais tomándoles el pelo; al menos no del todo, ya que una famosa marca especializada en salsas acaba de lanzar una edición especial de su ketchup elaborado a base tomates cultivados en condiciones similares a las del planeta Marte. 

La firma que ha presentado este producto desarrollado a través de un proyecto en el que se dan la mano tecnología, gastronomía y ciencia es Heinz, que ha bautizado como ketchup “Marz Edition” a esta salsa que varía de la original sobre todo en la forma de cultivo de los tomates con los que está realizada. 

Fue hace dos años cuando surgió la idea de desarrollar este proyecto de la mano de un grupo de científicos del Aldrin Space Institute, englobado a su vez dentro del Instituto Tecnológico de Florida. El grupo de investigación, liderado por el Dr. Andrew Palmer, aunó esfuerzos con el equipo de siete expertos tomateros de Heinz en el denominado Proyecto Rojo, mediante el cual han analizado las difíciles condiciones del suelo de Marte, qué semillas son las mejores para cultivar en dichas condiciones y con qué técnicas teniendo en cuenta las circunstancias extremas para su desarrollo. 

Cristina Kenz, Chief Growth Officer de Kraft Heinz International Zone, explica que “Hay muchos factores importantes que nuestros 'Maestros Tomateros' tienen en cuenta cuando se trata de cultivar tomates en entornos menos ideales: desde el grosor hasta el color y el dulzor”. El Dr. Andrew Palmer, por su parte, destaca que  “Hasta ahora, la gran mayoría de esfuerzos por descubrir formas de cultivo que simularan las condiciones de Marte son estudios de crecimiento de plantas a corto plazo. Lo que ha hecho este proyecto es estudiar la cosecha de alimentos a largo plazo”. 

Objetivo: nuevas formas eficientes de cultivo sostenible

El objetivo global del Proyecto Rojo es avanzar hacia nuevas formas eficientes de cultivo sostenible en un entorno, el terrestre, que cada vez presenta más retos a la industria alimentaria. “Cuidar nuestros suelos es una de nuestras misiones clave, y seguiremos trabajando en ello para continuar con nuestro compromiso hacia un cultivo sostenible", asegura la directiva de la compañía, que para presentar este nuevo producto “marciano” ha enviado una botella de su ketchup “Marz Edition” al espacio exterior en un viaje que ha alcanzado los 37.000 metros de altura y temperaturas de 70 grados bajo cera antes de regresar a la Tierra. “Descubrir que puede haber ‘vida gastronómica’ más allá de la tierra es todo un logro del que nos sentimos muy orgullosos”, concluye Elisenda Picola, Directora de Marketing de Heinz España.

En base a la investigación realizada estos dos años, el equipo del doctor Palmer ha presentado el primero de los tres artículos científicos en los que detallará la misión que, entre otros aspectos, ha requerido de la creación de un biodomo —instalación científica que crea una réplica de un ecosistema en un ambiente controlado en el interior— único para imitar las condiciones de Marte. 

Continúa leyendo

#}