Vídeo de la semana

Un Paso Más Contra la Mutilación Genital Femenina

La violencia contra las mujeres y las niñas es la violación de los Derechos Humanos más extendida del mundo. En algunos países, más del 70 % de la población femenina ha sido golpeada, violada o mutilada a lo largo de su vida, según datos de la ONU.   "La violencia emana de las actitudes sociales que empequeñecen a las mujeres y las niñas. Algo que ha sido tolerado a través de la indiferencia, la ignorancia y el miedo a protestar, lo que lleva a que las familias y las comunidades presionen a las mujeres para que sufran en silencio", según el secretario general de la ONU Ban Ki Moon.
Por eso tenemos que apoyar cada paso en contra de esta situación. Ayer Los estados miembro de Naciones Unidas aprobaron por consenso  el primer borrador de la historia de la organización a favor del fin de la ablación, una decisión descrita por  Ban Ki Moon, como un "gran paso adelante" en la defensa de millones de mujeres y niñas. "Todas y cada una de las organizaciones, comunidades e individuos tienen la responsabilidad de protestar contra las costumbres o creencias que aceptan o condonan los actos de violencia contra las mujeres", ha agregado el secretario general de Naciones Unidas.

El texto  será votado por la Asamblea en el mes de diciembre. El documento solicita a todos los países que tomen todas las medidas oportunas -incluyendo la ilegalización de la ablación del clítoris- para proteger a las mujeres y las niñas  y que se ponga fin a la impunidad con la que se practica esta práctica.
¿Qué es la ablación o la mutilación genital femenina?  Estos términos hacen referencia a la eliminación del tejido de cualquier parte de los genitales femeninos, ya sea por razones culturales, religiosas o por cualquier otro motivo no médico. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un total de 140 millones de mujeres han sido víctimas de esta práctica. No obstante, durante los últimos tres años, un total de 8.000 comunidades de todo el mundo, incluyendo 15 países africanos, han abandonado esta práctica, según el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Michele Bachelet, la directora ejecutiva de ONU MUJERES, ha resaltado que para la consecución de políticas nacionales contra la mutilación general femenina se necesitan planes de acción por parte de las autoridades, que han de implicarnos  a las mujeres en todos los aspectos de la sociedad.  "Necesitamos conseguir nuevas y mejoradas leyes nacionales y planes de acción para crear casas de seguridad, servicios gratuitos de atención telefónica y asistencia jurídica gratuita y médica a las víctimas", ha dicho. Y continúa: "Tenemos que garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva. Necesitamos programas educativos que enseñen Derechos Humanos, igualdad y respeto mutuo. Necesitamos un número creciente de mujeres en la política, la Policía y las fuerzas de mantenimiento de la paz. Precisamos igualdad de oportunidades económicas y empleos decentes para las mujeres y las jóvenes graduadas". Un gran reto por el que merece la pena luchar y que apoyamos desde MÍA.

En la imagen, la exmodelo Waris Dirie, que sufrió dicha mutilación y creó la asociación Desert Flower (Flor del Desierto)  para luchar contra ella.

 

 

Continúa leyendo