Una madre y su hijo, enamorados tras 19 años sin verse

Mónica Mares y Calbe Peterson se conocieron por Facebook y poco después comenzaron una relación sentimental. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, el caso es de lo más singular, ya que se trata de un romance entre madre e hijo.

Mónica tuvo a su hijo a los 16 años y lo dio en adopción al no poder criarlo. Los caprichos del destino quisieron que 19 años después se conocieran a través de esta red social, se enamoraran y comenzaran a salir.

Sin embargo, la justicia quiere condenarlos a prisión porque se trata de una relación ilegal, ya que el incesto está considerado como crimen en el estado de Nuevo México, donde viven ambos. A pesar de haber estado bajo arresto, no se dan por vencidos y se amparan en el síndrome de la Atracción Sexual Genética.

Así, Mónica podría enfrentarse a 18 meses de cárcel y una multa que ascendería a 5.000 dólares, aunque no le importa, ya que según ha afirmado, “él es el amor de mi vida y no quiero perderlo. Mis hijos lo adoran, toda mi familia lo hace. Nada puede interponerse entre nosotros, ni la justicia ni la cárcel”.

El juicio tendrá lugar el día 15 de septiembre y hasta entonces tienen prohibido cualquier tipo de contacto. Sin embargo, Mónica ha dicho que “si me encierran por amar, entonces que lo hagan. No hay manera de que nos separen. La verdad, lo amo. Me duele estar lejos de él”.

También han pensado en trasladarse a otro estado donde sea legal su situación, aunque depende de la decisión de los jueces: “cuando salga de la cárcel voy a mudarme de Clovis a un estado que nos permita estar juntos”.

Continúa leyendo