Yoko Ono: una vida de arte y dolor

La mala de la película, el personaje más odiado por toda la beatlemanía, la causante de la ruptura de los Beatles, la artista loca, hablamos de Yoko Ono...

La mala de la película, el personaje más odiado por toda la beatlemanía, la causante de la ruptura de los Beatles, la artista loca… Yoko Ono ha tenido que lidiar durante toda su vida con muchas etiquetas que la gente le ha impuesto. Y a todo esto hay que sumarle el presenciar el asesinato a tiros de su amado e inseparable John Lennon.

Nacida el 18 de febrero de 1933 en la ciudad japonesa de Tokio, Yoko Ono pertenece a la aristocracia japonesa, una acomodada familia propietaria de bancos japoneses, siendo además su padre descendiente del emperador de Japón. Adepta del arte conceptual, en el cual las ideas son el motor y la esencia de la obra de arte, pudiendo llegar a ser incluso más importantes que su forma física y el empleo de técnicas de realización, Yoko llegó al punto de organizar conciertos en que el público tenía que imaginar por sí mismo la música.

 

En el transcurso de una exposición en Londres conoció a John Lennon. Intrigado por lo que veía, el músico recorrió la galería hasta encontrar a la autora de las obras que tanto le habían fascinado. La encontró frente a una de ellas que llevaba un letrero que rezaba "Clava un clavo", y él le preguntó si podía clavar uno. Yoko le dijo: "Puedes hacerlo si me das cinco monedas", a lo que John contestó: "Te doy cinco monedas imaginarias si me dejas clavar un clavo imaginario". Los dos contrajeron matrimonio en 1968 en Gibraltar.

La felicidad de la pareja se vio enturbiada tras el divorcio de Yoko, ya que la artista tuvo que luchar con su segundo marido por la custodia de la hija que tenían en común. Un fallo judicial pronunciado en Houston, Texas, favoreció a Yoko, pero Cox secuestró a Kyoko y desapareció con la niña, que tenía ocho años de edad. Yoko emprendió la búsqueda de su hija con ayuda de la policía y de investigadores privados, pero no la volvió a ver hasta que tuvo 31 años. Tras esta experiencia y las acusaciones continuas hacia ella culpándola de la separación de los Beatles, la pareja no pudo con todo y decidieron separarse en 1973. Ambos comenzaron a vivir vidas diferentes, Yoko en Nueva York y Lennon en Los Ángeles con su asistente personal May Pang, con la que mantuvo una relación amorosa. Pero 18 meses después, tras lo que John denominó como un ‘fin de semana largo’, la pareja se dio cuenta de que no podían pasar más tiempo separados y se reconciliaron.

 

Heredera de John Lennon con una fortuna de 356 millones de dólares en 1980, actualmente podría haberse duplicado en 745 millones de dólares gracias a la gestión de los derechos de autor. Al día siguiente del asesinato de Lennon, Ono emitió una declaración, diciendo: “No hay funeral para John. John amaba y rezaba por la raza humana. Por favor, recen por lo mismo”. Yoko lidera ahora la lucha contra el fracking, la discutida técnica de extracción para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo.

 

Continúa leyendo