Alicia Keys sigue apostando por olvidarse del maquillaje