Johnny Depp hace oídos sordos a las acusaciones de malos tratos