Julián Muñoz, de nuevo en la cuerda floja