La Reina Sofía, comprometida con el Alzhéimer