Los famosos se entregan al éxito de Adele