¿Puede un bolso revalorizarse más que una joya? Un Chanel sí