Una María Teresa Campos desmejorada recibe el alta