Revista Mía

Receta de batido de piña y coco: refrescante y delicioso

Con leche de coco, piña congelada y fresca en trozos y un poco de coco rallado podemos elaborar un delicioso batido tropical, ideal para refrescar el verano en los días de mayor calor.

La piña colada (sin alcohol) es una de esas bebidas tradicionales que nos recuerdan a vacaciones de verano, debido principalmente a la inclusión en la receta de dos ingredientes tropicales típicamente veraniegos: la piña y el coco.
Aunque es cierto que originalmente se trata de un cóctel elaborado con ron blanco, también es perfectamente posible omitir el alcohol. En mi caso, de hecho, prefiero eliminarlo por completo (no me gustan las bebidas alcohólicas), por lo que lo elaboro simplemente con agua de coco y zumo de piña. El resultado, como puedes imaginar, es increíblemente refrescante.
Y el batido de piña y coco puede convertirse en una alternativa deliciosamente nutritiva. Es una opción, por ejemplo, ideal tanto para el desayuno como para la merienda, o incluso como una bebida refrescante a media mañana o a media tarde.
Pero, al tratarse de un batido, es cierto que lo ideal es optar por usar leche entera (o desnatada) o tu bebida vegetal favorita, o directamente optar por leche de coco y agua de coco como base principal, además de piña en trozos triturada al momento.
Y es que si optamos por añadir jugo de piña en una cantidad muy elevada en realidad obtendríamos un zumo, en lugar del batido, que es la bebida que deseamos elaborar ahora, con una textura algo más consistente.
Sea como fuere, no hay duda que se trata de una opción excelente para las fanáticas de los sabores tropicales. Y si te encanta el coco tanto como a nosotros, puedes no solo incorporar leche de coco, sino añadir un poco de coco rallado, con lo que conseguirás una doble capa de sabor a coco.

Cómo hacer un batido de piña y coco

Foto: Istock

Cómo hacer un batido de piña y cocoFoto: Istock

Ingredientes:
  • 3 tazas de piña
  • ½ taza de leche de coco
  • ½ taza de jugo de piña
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • ½ taza de yogur natural
  • 1 cucharada de miel (opcional)
Elaboración:
Comenzamos cortando la piña en trozos. Si lo deseas también puedes optar por usar piña congelada previamente, lo que proporcionará a nuestra bebida una deliciosa textura refrescante.
Colocamos todos los ingredientes, en las cantidades indicadas, en una licuadora, y procesamos bien hasta conseguir una textura lo más suave posible.
Si lo deseas, al momento de servir esta deliciosa y refrescante bebida puedes adornar con algunos trozos de piña. De esta manera, podemos degustarlos después de terminar con nuestro batido.
Es posible reemplazar el yogur natural por yogur de vainilla, aunque si no deseas añadir más azúcar puedes directamente usar el yogur natural y añadir a la receta ¼ cucharadita de extracto de vainilla.
En lugar de miel también puedes optar por sirope de ágave o cualquier otro sustituto del azúcar. Eso sí, si prefieres limitar el consumo de azúcar, lo ideal es usar leche de coco sin azúcar, coco rallado sin azúcar y evitar la miel o cualquier otro endulzante añadido.
Por otro lado, si no te convence mucho la textura del coco rallado, puedes sustituir los copos de coco por coco en polvo (sin azúcar, eso sí).
¿Y si deseas añadir proteínas? Puedes optar por yogur griego en lugar de yogur natural, o bien añadir un poco de tofu sedoso (se trata de una variedad de tofu con una textura realmente suave, que comúnmente se utiliza en repostería).
En caso de que hayas preparado mucha bebida y te haya sobrado, puedes optar por verterlo en el interior de una jarra o botella de cristal y conservarlo en la nevera durante un máximo de 3 días.
Aunque ¿sabías que también lo puedes congelar? Por ejemplo, puedes combinarlo en el interior de un recipiente hermético, o verterlo en el interior de una bolsa para congelador con cierre hermético. Se conservará perfectamente hasta por 3 meses.
tracking