Revista Mía

Alternativas saludables a los refrescos para este verano

Las bebidas azucaradas y más en concreto los refrescos son uno de los grandes enemigos de la alimentación saludable. Este verano despídete de ellos con estas propuestas de bebidas ligeras, frescas y saludables.

Resulta fácil que te gusten los refrescos. Bien fríos, con una rodajita de limón y tan gaseosos y dulces... ¿Quién les dice que no? Y es que es precisamente la cantidad de azúcar que contienen los que hace especialmente peligrosa a estas bebidas (¡hasta 11 gramos por cada 100 ml de producto!). De hecho, se consideran altamente adictivas y representan una seria amenaza para la salud.
El azúcar que contienen altera nuestro metabolismo y además se trata de azúcares y calorías vacías, ya que tampoco resultan saciantes ni tienen ningún ingrediente que resulte interesante desde el punto de vista nutricional. Su consumo además está asociado con un mayor riesgo de sufrir diabetes y otras enfermedades ligadas a esta. También afecta seriamente a nuestra salud bucodental, ya que su alto contenido en sustancias nocivas promueve la aparición de caries, gingivitis, amarilleamiento de los dientes...
Si eres de las que incorporan refrescos a su día a día, procura cambiar y convertir su consumo en algo muy puntual o prueba a sustituirlos por otras bebidas que sí sean saludables y realicen aportes positivos a tu organismo. Podrás cambiar los típicos refrescos azucarados por otras opciones más sencillas que van desde el agua hasta el té kombucha. Si necesitas algunas ideas, continúa leyendo.

Limonada

La limonada es, sin duda, una de las bebidas más refrescantes y saludables del verano (aunque puedes incluirla sin problema en tu dieta durante todo el año). Aunque podrás observar que algunas recetas incorporan azúcar, evita este ingrediente y simplemente preparar tu limonada con agua, unas rodajas de limón, un poco de zumo (también de limón, claro) y mucho hielo.

Kombucha

El kombucha es un té fermentado a través de un hongo (denominado hongo manchuriano) que se ha puesto especialmente de moda en los últimos años y que presenta un sabor ligeramente ácido. Posee propiedades desintoxicantes, es antioxidante y favorece tu salud digestiva.

Té helado

Lo mejor de esta bebida es que podrás prepararla con tus tés e infusiones favoritas, y te ayudará a reducir el consumo de refrescos. Al contener teína (cuyos efectos sobre el organismo son similares al de la cafeína) te sentirás llena de energía, pero sin azúcares ni otras sustancias dañinas de por medio.

Agua con gas

El agua con gas es perfecto para saciar la sed, y además de ser saludable y poder tomarlo tanto solo como con hielo y una rodajita de tu fruta favorita, es probable que te recuerde a los refrescos. Esto se debe al gas que contiene, y quizá te ayude a calmar los deseos de pedirte un refresco.

Café

Marchando un café con hielo, ¡por favor! Es posible que esta bebida sea un básico en tu día a día, y es perfecta para sustituir a los refrescos siempre y cuando lo hagas con moderación. Pídelo con hielos para que resulte de lo más refrescante... ¡Y listo! Eso sí, no le añadas azúcar.

tracking