Revista Mía

Así puedes preparar agua infusionada

Así puedes preparar agua infusionada

Beber agua es una necesidad para todos los seres humanos. Desgraciadamente, hay muchos adultos que prefieren sustituirla por refrescos, hábito que se traslada a la infancia, o bebidas alcohólicas hasta en las comidas. Cada uno es responsable de sus alimentación, pero es importante tener claro que no hay bebida más saludable que el agua.
Si no te gusta, o te parece sosa, hay un remedio casero para cambiar su sabor y conseguir que te guste hasta el punto de tomarla incluso por delante de los refrescos: hablamos del agua infusionada, que también es una alternativa saludable ideal para preparar en fiestas y cumpleaños en lugar de comprar refrescos industriales

¿Qué es?

Conviene aclarar que agua infusionada no es lo mismo que el té y demás infusiones de toda la vida, ya que se trata de agua alterada exclusivamente con frutas y plantas naturales.
Pexels

PexelsAgua con limón

La ventaja de esta bebida, para la que es más aconsejable utilizar agua mineral ya que la del grifo tiene un sabor menos neutro que puede influir en el resultado final del agua infusionada casera que hagas, es que no deja de ser eso, agua. Lo único es que su sabor varía de forma notable en función de la combinación de frutas y hierbas que introduzcas en ella. Cuando lo hagas, en un par de horas a temperatura ambiente —tres o cuatro si la haces en nevera— habrás cambiado su sabor, aunque si puedes dejarla toda la noche, mejor.
En función del tiempo que pase infusionando el agua y de tu gusto, puedes dejar dentro la fruta y las hierbas o bien puedes retirarlas y luego colar el agua. Nuestro consejo es que, si la haces para una fiesta o comida con invitados, dejes dentro la mezcla para que sea más atractiva a la vista y se vea que es natural.
No te olvides además de poner hielo para que esté siempre fría, más apetecible, y guarda en la nevera lo que sobre, si bien es recomendable tomarla a corto plazo, sin dejar que pasen muchas horas. 

Posibles combinaciones

Para preparar esta genial bebida para hidratarte y refrescarte en verano —puedes comer y cenar con ella también al ser básicamente agua con sabores naturales—, puedes probar distintas mezclas
Andrea Aldana, creadora de contenidos de alimentación saludable y fitness en Instagram, propone algunas combinaciones que están ricas y son originales y sorprendentes.
  • Menta, pepino y lima
  • Romero y naranja
  • Sandia, hierbabuena y arándanos
  • Jengibre, manzana y naranja
  • Fresa, albahaca y limón. 
Andrea Aldana atribuye distintas capacidades a cada una de las cinco aguas infusionadas que comparte. Desde antiinflamatoria hasta depurativa, pero nosotros nos quedamos con lo esencial y con lo más verdaderamente objetivo: son todas ellas mezclas que funcionan en cuanto al sabor y también a nivel visual, muy importante si decides sustituir refrescos azucarados por este tipo de bebidas en comidas, cenas y reuniones festivas que organices.
Te animamos a probarlo, especialmente en el caso de que te cueste mucho beber agua “a palo seco” durante el año, ya que está es una forma alternativa de vestirla sin renunciar a tomarla. 
tracking