Revista Mía
59a3e6c95bafe86dc90b4c64

Granizado de espinacas

Las espinacas son una buena fuente de nutrientes, por lo que son imprescindibles en una dieta sana. Te proponemos prepararlas de una manera diferente: en un delicioso granizado de espinacas.

Consejos para elaborar esta receta de espinacas

- Para elaborar esta receta hemos recurrido a espinacas congeladas y las hemos utilizado tal cual, sin descongelar. Sin embargo, este granizado también puede hacerse con espinacas sin congelar, frescas. Las verduras congeladas son sanas, ya que el proceso de congelación no supone una pérdida de nutrientes reseñable de las verduras, ya que es una técnica para conservar mejor el alimento en la que no se altera o modifica la naturaleza del mismo.
- Hemos apostado por elaborar un granizado, pero las espinacas también pueden tomarse en batidos o zumos combinadas con otras verduras y frutas.
- La OMS recomienda un consumo mínimo de 3 a 5 raciones de fruta y verdura al día. Por lo que recurrir a verduras congeladas y a hacer batidos, zumos o granizados de verduras es una buena forma de tomar verduras de manera diferente y original.
- Las espinacas son básicas en una dieta sana y equilibrada porque son muy ricas en vitaminas, minerales y fibra. Las espinacas son perfectas para reducir la presión arterial, para fortalecer los huesos, proteger la vista, tonificar los músculos, cuidar la piel y mejorar la actividad metabólica. Además, su sabor combina perfectamente con otras verduras y hortalizas como las zanahorias y también con frutas como el kiwi o la manzana, entre otras.

Ficha 

  • Tiempo de preparación + de dos horas
  • Tiempo de cocción -
  • Porciones -
  • Tipo de receta Dieta vegetariana
  • Precio -

Ingredientes

  • 100 gr de espinacas congeladas
  • 1 lima
  • 300 ml de leche de almendras
  • 1 manojito de menta

Preparación

Para elaborar esta receta lo primero que debemos hacer es coger un vaso de batidora y echar en él las espinacas

En este caso hemos recurrido a espinacas directamente congeladas y se pueden echar en el vaso así, directamente de la bolsa y sin descongelar

A continuación, trituramos

Lo siguiente que debemos hacer es coger la lima y exprimirla

Añadimos su zumo al vaso de la batidora junto a las espinacas

Después, incorporamos al vaso batidor el manojito de hojas de menta y los 300 ml de leche de almendras

A continuación, trituramos todo el contenido que hay en el vaso hasta que consigamos que quede un batido sin grumos

Es el momento de reservar el batido de espinacas en el congelador durante más o menos una hora

Pasado ese tiempo, sacamos el batido del congelador y volvemos a batir durante unos minutos, para, a continuación, meterlo nuevamente en el congelador durante otra hora

Cuando pase esa hora, lo sacamos y volvemos a batir para meter nuevamente en el congelador durante el mismo tiempo

Este proceso debe haber sido repetido tres veces para considerar que ya está en su punto

Una vez lo hayamos hecho y después de haber comprobado que la textura ya es la deseada, estará listo para servir

Podemos darle un toque especial decorándolo con unas hojitas de menta

Receta ofrecida por La Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC)

tracking