10 consejos para unas uñas perfectas

Una de las cosas que más afean las manos son las uñas quebradizas y escamadas. Soluciónalo con nuestros 10 consejos y luce este verano una manicura perfecta. 

Una de las cosas que más afean las manos son las uñas quebradizas y escamadas. Soluciónalo con nuestros 10 consejos y luce este verano una manicura perfecta.  

Las uñas frágiles y con problemas pueden deberse a muchas razones: algunos hongos, afecciones de la piel o incluso el contacto con algunos productos de limpieza como lejías, detergentes u otros sin protegernos adecuadamente.Ante cualquier cambio en la forma, color, textura o superficie de la uña hay que acudir al dermatólogo. Él hará un diagnóstico; además, una buena medida para proteger las uñas es no llevarlas muy largas, usar guantes para protegerlas de sustancias agresivas y evitar en la medida de lo posible el exceso d  e humedad. Por último, estos 10 consejos de Orly pueden ayudarnos a tener unas uñas perfectas. Síguelos:

1. ‘Aliméntalas’ convenientemente. Es muy importante que tomes alimentos ricos en grasas buenas como las que contienen el aceite de oliva, el salmón, las nueces o el aguacate, así como en vitamina A (zanahorias, huevos, acelgas) y calcio (leche, brócoli, espinacas, almendras).

2. Evita lavarte las manos continuamente, así como los lugares húmedos (aunque suene raro, se resecarán).

3. Hidrata las uñas y las cutículas todos los días con un buen aceite  (elige uno de calidad y específico para las uñas). Una buena idea es tenerlo en la mesilla de noche para que así no se nos olvide y así dárnoslo antes de dormir.

4. A la hora de tratar las uñas, es indispensable pulirlas suavemente tus uñas con un buffer (un pulidor) e insistir especialmente en la zona que tengas dañada.

5. Si tienes las uñas secas y quebradizas, deberás fortalecerlas. Utiliza un aceite de okumé durante 14 días seguidos (por ejemplo, empieza un lunes y, sin retirar lo del día anterior, sigue dándote el aceite hasta el domingo). Al siguiente lunes vuelve a hacer lo mismo. Durante esos 14 días no debes pintarte las uñas ni volver a usar el aceite hasta un mes después (si lo necesitan tus uñas).

6. Envuelve tus manos de vez en cuando (por ejemplo, por la noche) en una buena crema y cúbrelas con film osmótico (del que se utiliza en centros de estética) o ponte unos guantes de algodón.

7. Masajea tus cutículas y uñas con movimientos circulares para un crecimiento sano y fuerte.

8. Si te las vas a pintar, compra siempre esmaltes de buena calidad: solo así evitarás que aparezcan escamas en las uñas.

9. También debes utilizar una buena base, y si ya tienes las uñas quebradizas, esta base debe ser específica para uñas escamadas y abiertas.

10. Debes usar además un top coat para que no te salte el color y te dure más tiempo el esmaltado.

 

Con información de www.premiumlacquer.es de Orly.

También te puede interesar:

Continúa leyendo