Vídeo de la semana

10 Hábitos Anticelulíticos Según los Expertos

Ninguna operación bikini que se precie está completa si no tarzamos un plan contra la celulitis, contra esos malditos adipocitos. Si lo haces a tiempo este año será todo un éxito. Incorpora a tu rutina estas buenas costumbres y sé constante. Antes de que la piel de naranja se convierta en tu peor enemigo, dile adiós con estos sencillos gestos. Nos los cuentan 10 especialistas en salud y estética. ¡No pierdas ni un segundo!

1. Camina mientras meditas. “Da un paseo diario de una hora, respira y vive el momento presente. Aprecia cómo son tus pasos (cortos, pausados), los sonidos que te rodean, las sensaciones que percibes y aprovecha para soltar tensión. Recuerda: a mayores niveles de estrés, aumenta la producción de cortisol, una hormona que favorece los depósitos de grasa, uno de los factores que propician la celulitis junto a la acumulación de líquidos y toxinas”, dicen las expertas en crecimiento personal de On Coaching.

2. Evita llevar ropa ceñida. “Este tipo de prendas muy ajustadas dificultan el retorno venoso y favorecen la aparición de la celulitis”, explica Ignacio Blanes, cirujano vascular y miembro de Topdoctors.es.

3. Duerme como un bebé. Si no descansas de forma correcta segregas gerlina, una hormona que estimula la producción de grasa. ¿Cómo tener un sueño de calidad? “Intenta irte a la cama más o menos siempre a la misma hora y en cuanto empiecen los primeros bostezos. Si esperas, corres el riesgo de desvelarte”, aclaran desde la Unidad del Sueño de Clínica Planas.

4. Llena la nevera de alimentos con propiedades antiinflamatorias. Por ejemplo, frutas como la piña y la papaya (la celulitis siempre tiene un componente de inflamación de los tejidos). También,  drenantes (espárragos, alcachofas, fresas…), que favorecen la eliminación de líquidos y de deshechos sobrantes y, con ello, consiguen un  efecto ‘deshinchado’ general, y aquellos que ayudan a mejorar la circulación sanguínea, como la cebolla y los copos de avena. Estos últimos son un estupendo anticelulítico natural. Son los consejos de la Doctora Mar Mira de Mira+Cueto.

5. Practica el automasaje. Con este gesto mejoras la microcirculación, dilatas los vasos sanguíneos y eliminas los nódulos de grasa. ¿El mejor momento? Tras la ducha, porque el poro está abierto y los principios activos penetran mejor. ¿Cómo hacerlo? “Aplica el anticelulítico en la planta de los pies y ve subiendo con movimientos ascendentes. Al llegar a muslos, glúteos y abdomen, realiza un masaje circular (insiste donde haya mayor acumulación de grasa). A continuación, ‘amasa’ la piel (sí, como si estuvieras preparando pan) y finaliza con unos pequeños pellizcos”, explican los expertos de Thiomucase.

6. Vigila la báscula. “Evita los cambios drásticos de peso y las dietas milagro: el efecto rebote potencia el descolgamiento cutáneo y la flacidez, lo que hace más visible la piel de naranja”, explica Ata Pourami, nutricionista y quiropráctico.

7. Relájate. ¿Sabías que la celulitis tiene mayor incidencia en aquellas mujeres que sufren estrés o que tienen tendencia a padecer depresión? “Además de seguir una dieta equilibrada y de practicar una actividad física moderada, para mantener a raya la piel acolchada, vigila tu equilibrio emocional. Al hacerlo, corregimos la postura y favorecemos el retorno venoso”, comenta Pablo Muñoz, director de los centros Nacsia.

8. ¡Muévete sin prisa pero sin pausa! Sube escaleras, corre para coger el autobús... Y, si vas al gimnasio, combina entrenamiento aeróbico con tonificación. ¿Eres de clases en grupo? Opta por cyclo indoor o zumba. “Si trabajas los grupos musculares en los que se acumula la celulitis, aumentas el tamaño de sus fibras y, como consecuencia, el consumo energético es bueno ¡hasta estando en reposo!”, precisa Carlos Bernardos, director técnico de los centros deportivos GO fit.

9. Potencia tu belleza en la ducha. Cepilla la piel con un guante de crin. “Elimina las células muertas y facilita que cualquier tratamiento anticelulítico penetre. A la hora de aclararte, lleva el chorro del agua fría hacia el tobillo y ve subiendo por la cara externa de la pierna y el muslo hasta la nalga. Aplica, a continuación, un chorro caliente y termina de nuevo con fría. La alternancia de temperaturas activa la circulación”, asevera la esteticista Cristina Álvarez.

10. Toma ensaladas. ¿Te aburren? Prueba una versión líquida y fría. Según su creador, J. Miguel Fernández Rubio, el chef del hotel Barceló Montecastillo, “los salad shakes, gracias a su bajo contenido en sal, evitan la retención de líquidos, y sus ingredientes (verduras frescas, ricas en potasio) contribuyen a mejorar los problemas circulatorios”. ¡Refréscate e hidrátate mientras borras esos feos hoyuelos de las cartucheras!

Por: Sonia Coronel.

Continúa leyendo