10 hábitos que encienden tu belleza

Lucir una piel radiante no consiste únicamente en cuidar la dermis, también hay que estar atentas a ciertas costumbres y hábitos que nos pueden hacer mejorar mucho el brillo de nuestra piel. Anota nuestros consejos.

 

1. Camina tras el almuerzo

Diferentes estudios han demostrado que favorece la circulación, ayuda a mantener el peso y aumenta la energía. Si, además, hace buen tiempo, podrás contrarrestar la ‘cara de acelga’ que se nos pone, sobre todo en invierno, por la falta de luz (producimos menos melanina).

 

2. Oxigena

Cuando estás atacada, la respiración es superficial (no llenas los pulmones de aire en toda su capacidad y lo expulsas rápidamente). Este gesto inconsciente, al que no das importancia, daña tu atractivo. Párate y haz 40 respiraciones profundas.

 

3. Aclara la piel con agua tibia

“Si está caliente, irritará la piel y podría causar la rotura de los capilares, por lo que la mejor opción es el agua templada”, dicen desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

 

4. Recarga las baterías

Dormir las 8 horas de rigor es uno de los factores que más influyen en el estado del cutis. Hazlo durante la noche, se ha documentado que el sueño diurno es menos reparador. ¿Una de sus consecuencias? Sufrir alteraciones en la piel.

 

5. Cuida la postura

Duerme con una almohada de altura media (si es alta, propicias la aparición de la papada al doblar el cuello) y sobre la espalda. En esta posición, favoreces el drenaje y evitas la aparición de bolsas y ojeras.  

6. Abrígate

En los meses fríos, la oxigenación de la piel es peor y se vuelve muy sensible. Evita la tirantez y la picazón mimando las zonas más expuestas con una crema untuosa que repare la película hidrolipídica.

 

7. Desintoxica

Invierte en tu buena cara despertina desde el día anterior. Antes de irte a la cama, toma una infusión detox. Te ayuda a eliminar las impurezas.

 

8. Limita ciertos consumos

Como los denominados ‘venenos blancos’ (sal, azúcar, arroz, harina y leche). Si no puedes pasar sin ellos, busca su versión integral: es más sana.

 

9. Sonríe

Si estás siempre con el ceño fruncido, este gesto se acabará esculpiendo en el rostro con dureza.

 

10. Evita el tabaco y el alcohol

Son dos factores que eliminan el brillo de la piel. ¿Cómo? Desnutren y destruyen la epidermis.

 

 

Por Sonia Coronel

Continúa leyendo