10 trucos para unas cejas perfectas

Nuestra experta nos explica cómo potenciarlas y definirlas, para sacarles el máximo partido. ¡Apunta y presume de unas cejas 10!

¿Tienes dudas sobre cómo definir tus cejas? Bárbara Crespo, experta en diseño de cejas y asesora de imagen personal, te las resuelve todas con estos 10 secretos para lucir unas cejas de infarto.

 

1- No hay modas

 

En el diseño de cejas lo más importante no son las tendencias, sino que, por encima de todo, la forma elegida favorezca al rostro.

 

2- Tu estilo

 

El estilo que te va bien lo hará hoy, mañana y siempre. No varía porque es el indicado para tu rostro.

 

3- El diseño

 

El correcto para ti lo determinan tu forma natural, los ojos y el óvalo facial. Lo mejor es no modificarlas demasiado ni alterar la línea original.

 

4- Todo el párpado

 

Tienen que cubrirlo por completo. La ceja es el marco de tu mirada, así que tiene que destacarla de principio a fin, del lagrimal hasta el rabillo del ojo.

 

5- Longitud

 

Se calcula según la nariz. Sitúa un lápiz en la aleta de la nariz. Colocándolo perpendicular al suelo, marcará el inicio de la ceja; si lo torcemos hasta el lagrimal, como una aguja de un reloj, indicará el final perfecto.

 

6- Párpados caídos

 

Si este es tu caso, la solución es sencilla: acorta la terminación para levantar la mirada.

 

7- Cuídalas

 

Al igual que el resto de la cara, las cejas también necesitan algunos mimos. Hidrátalas con un masaje y peina con un cepillo específico.

 

8- Las puntas

 

Una duda muy común: ¿Hay que recortarlas? Nuestra experta nos explica que solo en el caso de que sean muy largas o rizadas, pero no es bueno abusar. Cada dos o tres meses es lo adecuado.

 

9- Las canas

 

Tienes distintas opciones para disimularlas. Existen tintes para cejas, pero ahora, también hay máscaras que se encargan de colorear y rellenar sin necesidad de aplicar productos agresivos.

 

10- Sin maquillaje

 

Perfectas y con la cara lavada. Incluso si optamos por no maquillarnos, podemos conseguir una expresión más favorecedora solamente peinando y rellenándolas.

Continúa leyendo