Vídeo de la semana

15 trucos para el cuidado de los pies

Para tener unos pies bonitos hay que prestarles ciertos cuidados. Te damos los trucos para conseguirlo.

Para tener unos pies bonitos hay que prestarles ciertos cuidados. Te damos los trucos para conseguirlo.

1. Lo primero es eliminar las callosidades con una piedra pómez o una lima de grano fino, siempre con la piel seca para evitar heridas. Después, debe afinarse la piel con un exfoliante de grano grueso, especial para pies, en crema o con jabón. Para evitar que la capa callosa vuelva a desarrollarse, hidrátalos cada noche con una crema nutritiva, insistiendo en las zonas rugosas del talón y el empeine.

2. Para darle a tus uñas una forma bonita y prepararlas para pintártelas, límpialas suavemente con un cepillo de uñas y después córtalas rectas, sin recortar los bordes. A continuación, suavízalas con una lima de cartón. Aplica una avellana de crema emoliente sobre cada una y retira las cutículas suavemente hacia atrás con un bastoncillo.

3. Recuerda que algunos colores les van mejor a nuestros pies que otros:


- Si tus dedos tiran a rojo, evita el fucsia y los colores vivos. Elige mejor un burdeos o un ciruela, que atenuará el exceso de pigmentación cutánea por efecto óptico.


- A las pieles de tonos amarillentos les van más los beis rosados, que dan un toque más fresco a la piel. Olvídate de los tonos fríos como el violeta o el frambuesa, que acentúan el aspecto ceroso.


- Los pies azulados con venitas evidentes deberían huir de los tonos irisados o llamativos que capten las miradas.


- La manicura francesa le va a todas las pieles, pero hay que tener en cuenta que no dura más de dos o tres días.

 

4. Muy importante también es que la laca permite reequilibrar la forma de los dedos de los pies según la manera en que se aplique:


- Si tus dedos son anchos, basta con que pintes únicamente la parte central de la uña sin llegar a todos los bordes para alargarlos visualmente.


- Si son demasiado largos, podrás compensarlo poniendo la laca cerca del borde y en toda la longitud de la uña.

 

5. Para conseguir que el tono de tu laca se prolongue durante más tiempo y protegerla de posibles rayaduras, el truco consiste en cubrirla con una capa de brillo transparente. Un simple desconchón no obliga a empezar de nuevo, aplica una nueva capa de laca en toda la uña. Si se roza en el borde, no la cortes; lima y da una nueva capa.

6. El uso de un calzado adecuado a cada edad y actividad es fundamental para evitar complicaciones. No lleves los pies desnudos en zapatos cerrados: sufren mucho, usa pinkys. Espolvorea con talco antes de calzarte, y evitarás roces y ampollas. Prepáralos para soportar los tacones altos y las sandalias que nos gusta llevar de noche. Si son nuevos, úsalos un poco cada día para habituarte.

7. No compres zapatos con la esperanza de que cedan, deben ser cómodos como el primer día, flexibles y que permitan el movimiento del pie. Evita la punta fina y los tacones muy altos. Si quieres usarlos hazlo solo en acontecimientos especiales, cuando realmente te luzcas, momentos en los que apenas camines y no cuando vayas a estar todo el día de compras. Alterna el calzado para permitir que éste se ventile.

8. La tarde es el mejor momento para comprar los zapatos porque a lo largo del día el pie se suele hinchar algo. Y recuerda que debes probarte siempre los dos zapatos y comprobar que se adaptan a la perfección.

9. Protege tus pies del sol con una crema de índice alto, y no olvides quitarte el calzado cuando tomes el sol. Los dedos blancos o las marcas de calzado en el tobillo quedan antiestéticos.

10. Atrévete a tatuarte una flor de henna: una flor o cualquier otro motivo. Dura varios días sobre la piel y luego palidece poco a poco hasta desaparecer. Para eliminar los residuos date un baño caliente que abra los poros y ayude a acabar con las impurezas de la superficie. Después, da un masaje con una mezcla de aceite de oliva y azúcar, que hidrata y exfolia. Aclara bien y fricciona después la zona tatuada con un guante de crin y gel emoliente. Vuelve a aclarar y seca bien. Hidrata con una crema corporal untuosa.

11. Si tienes los pies hinchados y cansados, para relajarlos usa cremas y cápsulas de plantas rojas. Son antioxidantes y actúan contra el envejecimiento de los vasos sanguíneos. La hoja de vid roja tiene efectos astringentes y antiinflamatorios que protegen las paredes venosas. El arándano tonifica los capilares, y la uva contiene polifenoles que palían la falta de elasticidad y firmeza de los tejidos.

Trucos estrella

12. Lleva las uñas siempre bien cortadas, de forma recta, sin excederte en el corte. No lo hagas nunca con tijeras, usa un cortaúñas o, si te resultan demasiado duras, unos alicates específicos de un tamaño adecuado. Comprueba su estado cada semana.

13. Utiliza la parte más dura de la lima para trabajar la uña, siempre en el mismo sentido y hasta conseguir la medida adecuada perfectamente recta. Con la parte más suave remata la tarea, dando la forma deseada y suavizando los contornos.

14. Empuja la cutícula hacia atrás con mucho cuidado porque son bastante duras y podrías dañar la matriz irremediablemente. Aplica un producto que la ablande y deja que actúe hasta que se deslice suavemente con la ayuda de un bastoncillo.

15. Antes de aplicar la laca es necesario dar una capa de base que nutra la uña, le dé solidez y la alise. Una vez seca, aplica dos capas de laca del color elegido (deja que seque la primera antes de dar la otra).

También te puede interesar:

Continúa leyendo