¡20 Trucos para un Pelo 10!

¡20 Trucos para un Pelo 10!

Puntas abiertas, sequedad, tonos que se aclaran, falta de brillo... El pelo sufre multiples agresiones en verano (sol, viento, lavados continuos...). ¿Cómo mantenerlo a salvo? Sigue los consejos de los expertos.

1.“Mi pelo se encrespa en el mar”.
Doma y protege. Un exceso de radiación solar o un clima muy seco dan lugar al antiestético frizz. “Para evitarlo, hazte un alisado brasileño (dura 5 meses) y, al llegar a la playa, protege el pelo con producto capilar waterproof que lo impermea-bilice”, explica Valeria Costa, directora de Aquarela Peluquería (aquarelapeluqueros.com).

2. “Spray, aceite... ¡Cuántos productos!”.
No te dejes abrumar por la inmensa oferta. “En cuanto al protector capilar (vaporizador, aceite seco, loción...), lo más importante es que tenga filtro solar para luchar contra la degradación que la luz provoca en el pelo. Póntelo al llegar a la playa y renueva su aplicación tras cada baño. ¿Otros imprescindibles? Un acondicionador sin enjuague para hidratar las puntas y una mascarilla nutritiva. Úsalos una vez a la semana”, explica la dra. Carmen Martín, de Clínica Dray.

3. “Necesito teñirme incluso en vacaciones”. 
Recurre al color take away. Se trata de un tinte elaborado en la peluquería y totalmente adaptado a las necesidades del cliente. Tiene textura gel, para facilitar la aplicación en el lugar de vacaciones. “Se trata de evitar desastres cuando eres inexperta en ‘hazlo tú misma’ o recurres a soluciones de emergencia con resultados desastrosos”, aclara Myriam López.

4. “Y si no piso  la playa...”.
“También necesita cuidados extra. Incluso en la ciudad no debes bajar la guardia, porque la hierba refleja un 10 % de la radiación y el asfalto entre un 20 y un 25 %. Antes de salir de casa, aplica un producto protector sin aclarado que contenga aceites minerales, ceras vegetales y filtros UVA.  Si tu cabello está coloreado, pon más cantidad en las puntas (en esa zona el color se va más rápido) y lleva en el bolso una CC Créme multifunción: protege, desenreda, aporta flexibilidad y brillo...”, comenta Asun Pont, educadora de Kérastase.

5. “No quiero que mi cabello cambie de color este año”.
Usa productos específicos para cabellos coloreados (champú, mascarilla, acondicionador...). ”Incluyen en sus fórmulas filtros que reducen el efecto decolorante causado por la luz solar, avivan el tono y evitan que los pigmentos de color se escapen en cada lavado”, explica Myriam Lopez, propietaria del salon Creatival (creativalbcn.com).

6. “Se me cae más el pelo si está húmedo”.
No lo cepilles: al estar mojado es más frágil. Utiliza un peine de púas anchas y reserva el cepillo para el seco.

7. “Quiero cortarme las puntas”. 
Aprovecha el momento. “Es aconsejable empezar el verano cortando las puntas abiertas y aplicar los productos solares sobre un pelo saneado”, afirma Kati Pantzar, estilista de Dessange Puerto Banus.

8. “Mi melena ‘adelgaza’ cuando llega el verano”.
No la descuides. “En esta época está más desprotegida, nos despreocupamos de ella (cosa del dolce far niente) y no cumplimos a rajatabla los mandamientos de una dieta saludable. Con respecto a esto último, cubre cualquier déficit incorporando a tu menú vitaminas del grupo B: presentes en la levadura de cerveza, cereales, soja..., ¡activan la queratina! Y toma alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3. Se encuentran en nueces, salmón, aguacates... ¿Su efecto? Hidratan el cabello desde el interior y evitan la sequedad”, explica Itziar Digón, coach nutricional de Tacha (tacha.es).

9. “Está muy grasiento”.
Necesitas una cura de choque. Durante el verano, la producción de sebo aumenta. ¿La consecuencia? El folículo piloso se obstruye por un exceso de grasa y genera caída. “Un buen tratamiento flash son las infiltraciones de plasma rico en plaquetas. Con esta técnica, se regula la secreción excesiva”, explica la doctora Carmen Martín, de Clínica Dray.

10. “Lo noto opaco y sin fuerza”.
Reavívalo. “Acude a los cosméticos capilares antiaging, usa un champú sin sulfatos (sales) y evita espumas y lacas que contengan alcohol, porque lo resecan y apelmazan. Si necesitas voluminizadores, aplícalos en la raíz y con el pelo húmedo. Un excelente dos en uno: aportas cuerpo y consigues ese acabado wet, favorecedor y tan de moda”, aclara Pitu Sánchez, director creativo de Andressa Santana.

11. “Lo lavo a diario”. 
No es problema. “Destierra el falso mito del que el pelo se cae por lavarlo. Necesita una limpieza adecuada para estar más fuerte y brillante”, aclara Kati Pantzar.

12. “Me pica el cuero cabelludo”.
Precisa cuidados intensivos. ¿Sufres picor, quemazón, escozor? “Estos síntomas pueden estar orginados por alguna patología (consulta con tu dermatólogo), pero si se producen de forma aislada estamos ante un cuero cabelludo sensible. ¿Cómo tratarlo? Evita lavarlo con agua muy caliente y el uso de lociones o sustancias irritantes. Emplea champú y sérum calmante y olvídate del secador”, dice la dra. Josefa Córdoba, de Clínica S&O.

13. “Se ha quedado lacio”.
Dale cuerpo. “Nutre el pelo con aceite, cárdalo y aplica una espuma voluminizadora. Peina hacia atrás sin aplastarlo y recógelo, pero, en lugar de pasarlo a través del coletero, en la última vuelta deja la mitad sin pasar. Potencias el volumen y tendrás el moño de moda (top knot)”, explica el estilista de Tresemmé, Anthony Llobet.

14. “Tengo menos brillo”.
“Recupera la cutícula con un tratamiento reparador  de efecto flash (ampollas, sérum...)”, aclara María Baras, estilista de Pantene.

15. “No sé cómo peinarme en la playa”.
Hazte una coleta, el it look del verano. “Es un peinado muy cómodo. Además, permite el bronceado facial y destaca las facciones del rostro. Si quieres darle un plus de brillo, pon unas gotas de aceite entre las palmas de las manos y pule hacia atrás, o suelta unos mechones y trabájalos uno a uno para lograr ese efecto despeinado tan grunge”, comenta el experto de Tresemmé, Llobet.

16. “No soporto el pelo en la cara”.
Recógelo sin forzarlo con una goma y no te bañes con clips o diademas metálicas: se oxidan y dañan el pelo.

17. “No puedo prescindir de las planchas”. 
Usa un protector térmico. “Siempre afecta a la calidad del cabello, pero si está limpio, hidratado y protegido con un antitérmico minimizamos los daños”, aclara la doctora Carmen Martín, de Clínica Dray.

18. “Ha cambiado de color”.
Bloquea los efectos del sol. “Usa un champú tonalizante (te ayudará a mantener un tono más homogéneo), recurre a un bloqueo físico (gorro) y químico (productos capilares con protección solar) y dale un plus de hidratación con una mascarilla, una vez por semana. Déjala actuar al menos durante 30 minutos”, explica Valeria Costa, de Aquarela Peluquería.

19. “¿Cambio de champú?”. 
Depende. “Si te funciona, es suave y apto para lavados frecuentes no es necesario, pero si detectas que tu pelo está pesado o se vuelve estropajoso es momento de buscar otra alternativa. Elige uno específico para esta época del año, que incluya en su fórmula activos nutritivos y potenciadores del brillo”, dice la experta de Clínica S&O.

20. “¿Puedo recuperar mi pelo mientras estoy durmiendo?”.
Es un momento privilegiado para reparar las agresiones. Mientras duermes, aumenta la temperatura cutánea y eso favorece la penetración de activos en la fibra capilar. “Recurre a los cuidados aftersun. Los hay en formato sérum, mascarilla, aceite seco..., y su poder reparador se debe tanto a los ricos componentes que contienen como al tiempo de exposi-ción (durante la noche)”, explican desde Clínica S&O.

5 HÁBITOS QUE PROTEGEN TU MELENA
-Dejala secar al aire. Es el momento indicado para espaciar el uso del secador y las planchas. Ten en cuenta que el calor debilita la fibra capilar, dejándola más porosa.
-Enjuagarlá a conciencia. Después de un chapuzón, pasa por la ducha. De esta forma, minimizas el efecto del agua clorada sobre
los cabellos coloreados. Y si vienes de la playa, que no te venza la ‘vaguitis’: elimina los restos de arena (resecan mucho la fibra capilar) y de agua salada (debilita el color del pelo, natural o teñido).
-Cúbrela. Los protectores no filtran el 100 % de las radiaciones solares. Protégelo con una pamela o un sombrero. “Mejor si es de paja, porque las fibras naturales dejan respirar el cabello”, dice Anthony Llobet, estilista de Tresemmé.
-Cepillalá a diario. Es un gesto imprescindible a incluir en tu rutina. Eliminas los productos de fijación
y estimulas la circulación.
-Protegelá del cloro. Antes del baño moja tu pelo con agua dulce. De esta forma, no  absorberá la clorada de la piscina.

EN CASA (trucos naturales para reforzar el pelo).
-Mascarilla detox. Tritura 100 g de berros y extiende la mezcla sobre el cuero cabelludo con un masaje. Déjala actuar y aclara con agua fría. ¡Una cura detox!
-Licuados. Es la última tendencia healthy y con ellos podrás tener una melena radiante. “Tómalos 30 minutos antes del desayuno. De esta forma, se asimilan mejor los nutrientes“, explica Itziar Digón.
-Vigorizante. Licúa 1 remolacha (pelada y cortada en trozos), 1 zanahoria, 1 manzana, una pizca de jengibre, 10 frutos rojos, 1 cucharadita de semillas de lino y 5 cápsulas de alga espirulina.
-Más brillo. Tritura 1 yogur de beber con 1 cuch. de levadura de cerveza, 1 cuch. de germen de trigo y 1 cucharadita de miel.

DE COMPRAS:
-Sérum Ultimate Remedy (23,85 €), Shuuemura.
-CC Créme Multitarea (23,50 €),Kérastase Soleil.
-Espuma volumen (3,99 €), Tresemmé.
-Velo protector antisal y anticloro (17 €), Phyo Plage.
-Aceite Extraordinario Elvive (4,99 €), L’oréal Paris.
-Frizz Control (27 €), Moroccanoil.
-Aceite brillo satinado (8,65 €), L’oréal Professionel.
-Huile D’eté Protectrice KPF 90 (16,80 €), Rene  Furterer.
-Ultimate Oil Elixir (7,49 €), Schwarzkopf.
-Aceite de brillo BC Sun Protect (15,88 €), Schwarzkopf professionel.
-Acondicionador Reparación Intensa (2,99 €), Timotei.
-Aceite Milagroso Fructis Nutri Repair 3 (3,95 €), Garnier.
-Champú Reparación Intensa  (1,99 €), Herbal Essences.
-Gloss Controle (17,70 €), la Biosthetique.
-Acondicionador Miracle Recharge (8,70 €),  Aussie.
-After Sun Hair Rescue (12,25 €), Indola.
-Reparador para puntas abiertas Advanced Keratin Repair (7,99 €), Pantene Expert.
-Tratamiento en spray Pre-sun (14,50 €), Montibel.lo.

NUTRICOSMÉTICA, una ayuda extra.
Debilitamiento de la fibra capilar, caída difusa, rotura... Si estos problemas están afectando a tu pelo, las beauty tablets te ayudan a frenarlos. “Tómalas si sigues una dieta para adelgazar restrictiva, tras sufrir algún trastorno hormonal, en el posparto o si atraviesas un bache de salud o
pasas por un momento de estrés intenso”, precisa Paloma Cornejo, Jefe de la Unidad de Dermatología de Instituto Médico Láser.
-Capilar revitalizante (20,50 €), Oenobiol.
-Programa de crecimiento capilar (49,95 €),  Viviscal.
-Densilogy (desde 28 €), Inneov.

Por: Sonia Coronel.

CONTINÚA LEYENDO