¡Presume de Pecho!

El pecho es el centro de todas las miradas, esa zona que bajo ningún concepto quieres que pierda su magnetismo. Aquí tienes todo tipo de astucias para mantener un busto firme y turgente y potenciar al máximo todos sus encantos. Es el momento perfecto para cuidarlo porque pronto empezaremos a 'destaparlo' un poquito más.

CUIDADOS PUSH-UP
Reafirman y tonifican.
-Toma la delantera. La piel del pecho es una de las más sensibles de nuestro cuerpo. Es vulnerable al paso del tiempo y a la ley de la gravedad. ¿El secreto para tener un pecho perfecto? Los cuidados preventivos: usa cosmética específica, protégelo del sol, evita los cambios bruscos de peso, fortalece la musculatura, termina la ducha con agua fría para activar la circulación y utiliza la talla correcta de sujetador.
-Cosmética voluminizadora.
Usa productos formulados con activos rejuvenecedores, moldeadores y alisantes que favorezcan la tersura del tejido mamario. Y también que contengan extractos vegetales que aumenten el número de células grasas y potencien la acumulación de éstas en el busto, consiguiendo así ese aumento de talla que muchas quieren.
-Automasaje experto.
¿Quieres potenciar los efectos tensores de la crema? “Calienta el producto entre las manos y extiéndelo con movimientos ascendentes desde la base de los senos hasta la barbilla, y termina con presiones a ambos lados hasta alcanzar el mentón”, explican los expertos de Clarins.
-¿Caído?
Si tienes un pecho pequeño y ligeramente descolgado, se puede corregir con infiltraciones de bótox. Lo hacen en la Clínica Dermatológica Internacional y cuesta 600 €.

RETOCAR EN EL QUIRÓFANO.
Atacar el declive.
-Subir de talla. La moda ha cambiado y la idea es mostrar un pecho turgente, pero no excesivo. “Se busca la elegancia y lograr un tamaño armónico con el resto del cuerpo”, explica el dr. Ángel Juárez, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de la Zarzuela. ¿Cómo se consigue? Gracias a las nuevas prótesis con forma anatómica, que evitan el antiestético acabado ‘bola’, y a técnicas de vanguardia que reducen el posoperatorio (24 horas). Tras la intervención, es necesario llevar un vendaje compresivo durante 4 días y ponerse un sujetador de presoterapia (1 mes). A partir de 5.000 €.
-Dos en uno.
¿Quieres remodelar tu cuerpo y, al mismo tiempo, aumentar el busto? Con Lipotransferencia es fácil. ¿En qué consiste? En una misma intervención se extrae grasa del paciente de muslos, abdomen..., y se hace un bioinjerto en las mamas. Este procedimiento es personalizado y permite definir forma y volumen y corregir asimetrías. Lo hacen en Instituto Médico Láser. Desde 7.800 €.
-Disminuir y elevar.
“Con esta operación se reduce el tamaño de un pecho grande y caído”, explica el dr. Antonio de la Fuente. En la operación se retira el exceso de piel, grasa y glándula y se remodela el pezón, la areola y el tejido mamario restante. Desde 9.000 €.
-Pezón, la zona prohibida.
Quizás sea culpa del movimiento Free The Nipple (libera el pezón), creado por la cineasta Lina Esco, pero lo cierto es que los retoques estéticos en esta zona son cada vez más demandados. “La mujer desea que las características del pezón (posición, volumen, forma, tamaño y respuesta a la estimulación) sean las mejores”, explica el equipo de Cirugía Estética y Plástica del dr. Tapia. En su instituto se realizan rellenos (desde 450 €), corrección del tamaño (1.000 €) y tatuaje para mejorar la coloración (desde 300 €).

TRATAMIENTOS NO INVASIVOS
Rejuvenecer sin vértigo
-Sequedad, falta de tono, arruguitas, estrías... ¿Quieres una solución a estos problemas sin acudir a la cirugía? Los protocolos estéticos pueden ayudarte a devolver al pecho la lozanía perdida. Aquí tienes los más punteros.
-Reafirmar con mesoterapia.
¿En qué consiste? Se inyectan medicamentos homeopáticos que favorecen el drenaje y reafirman. En Hedonai, 190 € la sesión.
-Iluminar y corregir. Los spa Bliss nos sorprenden con el protocolo Backial/Chestcial, que combina exfoliación e hidratación para corregir imperfecciones y dar luz a la zona del escote. Cuesta 110 €.
-Ganar firmeza. Es un tratamiento dual con radiofrecuencia -que calienta los tejidos, estimulando la elasticidad y haciendo que disminuyan las estrías (6 sesiones por 1.200 €)- y electroterapia. Este sistema trabaja los ligamentos de sujeción del pecho con el fin de propiciar el efecto push-up (75 €, sesión). Está disponible en Corporal M+C.
-Elevar y tonificar. Los centros Carmen Navarro traen lo último en aparatología para aportar firmeza al busto mediante la recuperación de los tejidos. Es como un ‘sujetador virtual’. La sesión, 80 €.
-Tensar y definir. Tras aplicar un cóctel de sueros biológicos regenerantes, se favorece su penetración con microcorrientes (tecnología B.E.A.M.). El bono de 12 sesiones, 480 € en Slow Life House.
-Antiestrías. La plataforma láser ICON incorpora una pieza de mano (Erbio 1540) que suaviza el color y la textura de las estrías más  delicadas (sí, incluso las del pecho). A partir de 400 €. Más en www.cynosurespain.com.

ARMAS DE MUJER. Recursos de armario.
Lencería lifting, parches adhesivos que corrigen, cómodas pezoneras, autoadhesivos invisibles... Todo para que puedas lucir un sensual escote.
-Asuntos internos. La corsetería moldeadora se pone a tu servicio con sujetadores que levantan y moldean los senos. Algunos incorporan almohadillas integradas en las copas o están rellenos con fibras sintéticas, siliconas e incluso con agua. Estos modelos que, en principio, estuvieron pensados para mujeres con poco pecho, ahora incorporan tecnología shape con refuerzo para aquellas que tienen el busto más grande. ¿El secreto? Buscar uno acorde a tus necesidades.
-De pega. Un buen truco para lucir escotazo, canalillo y espalda al aire es usar copas adhesivas sin tirantes. Es el secreto de las famosas para estar perfectas en esos ajustadísimos vestidos. Y si lo tuyo es mostrar todos tus encantos, tipo Amy Adams en la película La gran estafa americana, apuesta por las pegatinas. Son eficaces para mejorar la apariencia del pecho. Sólo para ocasiones especiales.
-El poder de los accesorios. ¿Sabías que con esos complementos que tanto te gustan puedes engañar al ojo? En el caso de que tengas una gran separación entre ambos pechos, te irá bien un escote en forma de U acompañado de un colgante largo que acorte la distancia entre ellos.
-A salvo de miradas. Reaccionan al frío, son sensibles y, en ocasiones, muy oscuros. Hablamos de los pezones. Tanto si estás decidida a ir sin sujetador como si quieres disimular cualquiera de estos ‘problemillas’, usa adhesivos. Los hay de tela y de silicona, y los puedes utilizar con o sin sujetador. Women’secret tiene tapapezones (4,95 €) y copas adhesivas de silicona (24,95 €); y en www.sexbijouxtienda.es puedes encontrar el sujetador adhesivo ByeBra (desde 21,95 €),

PONTE FIRME. Ejercicios + dieta antiflacidez + un buen sujetador.
“Con la práctica deportiva, conseguimos mantener el pecho en su sitio”, explica Samuel Nogueras, entrenador de Tacha, “pero no influir en el tamaño o la forma de la glándula mamaria. Haz contracciones de pectoral (junta las palmas de las manos, como si estuvieras rezando, y aprieta una contra otra durante 10 segundos)”. En cuanto a la alimentación, explica Itziar Digón, nutricionista del mismo centro, “toma infusiones de centella asiática y sigue una dieta rica en proteínas, nutrientes antioxidantes y aquellos que ayudan a producir colágeno (aves, soja...) y ácido hialurónico (arroz, mango...)”. Todos favorecen la firmeza.
Además, como explica Marta Fernández, creadora de Pillow Bra, el primer sujetador antiaging, “Llevar un sujetador pequeño daña los ligamentos mamarios y acelera la flacidez”, ¿Cómo dar con el adecuado? Elige un modelo con tirantes ajustables y determina la talla (medida del tórax) y la copa (proyección del seno).

EMBELLECE CON 'MAKE UP'
¿Te has planteado que el maquillaje puede ser un excelente aliado, sobre todo si vas a lucir escotazo? Exfolia la zona e hidrata a conciencia. Extiende una base corporal de forma uniforme (cuello, escote y senos) y sella con una esponja humedecida. ¿El mejor broche final? Ilumina el esternón y el canalillo con polvos bronceadores. ¡No esperes para vestirte, estos productos son mágicos y no manchan!
Qué comprar: Liquid Make Up Face & Body (35,10 €), de Make up For Ever (de venta en Sephora) y Face and Body Foundation (30 €), de M.A.C.


DE COMPRAS:
1. Aceite Bust Firming (70,75 €), Alqvimia.
2. Gel refrescante con efecto lifting inmediato Busto Super Tensor
(54 €), Clarins.
3. Tratamiento reestructurante para cuello y busto Throat and Bust Lifting Effect, de la línea Sensai Cellular Performance
(112,75 €), Kanebo.
4. Bust Firming Complex, de la gama Body Creator (55 €), Shiseido.
5. Crema base V7.3 Body Primer (60 €), para mezclar con el vial de la línea Tune it for Body, que favorece la tensión y la firmeza del tejido mamario (65 €), ambos de Sepai.
6. Serum Fermeté Buste (28,25 €), Elancy.
7. Serum Bust Fix (15,95 €), NIP+FAB.

Continúa leyendo