5 falsos mitos sobre la cirugía estética

¿Quién no ha oído que las prótesis mamarias explotan en los aviones? ¿Qué las famosas entran en cintura porque se quitan las costillas o que adelgazan en un santiamén tras pasar por el quirófano? Descubre qué hay de cierto en estas afirmaciones.

¿Quién no ha oído que las prótesis mamarias explotan en los aviones? ¿Qué las famosas entran en cintura porque se quitan las costillas o que adelgazan en un santiamén tras pasar por el quirófano? Descubre qué hay de cierto en estas afirmaciones tan extendidas. Quizás estemos ante nuevas leyendas urbanas.

 

La fiebre por verse mejor

“Es cierto que la cirugía estética ha sabido adaptarse a los cambios sociales y las necesidades personales", explica  el doctor Moisés Martín Anaya. "Desde las novedosas técnica con células madre, pasando por los injertos de grasa autóloga extraída del propio paciente, hasta las intervenciones de cirugía facial con terapias combinadas: lifting con blefaropastia (eliminación de bolsas y ojeras) o rinoplastia", pero lo cierto es que esta misma evolución también da lugar a todo tipo de especulaciones. "Estas suelen estar alimentadas por los retoques descarados que lucen las famosas", precisa el doctor. Él actualiza la lista de falsas creencias que más interés social despiertan.

 

"El ácido hialurónico sirve para aumentar el volumen del pecho". Falso.

El empleo del ácido hialurónico  en el pecho femenino se limita a un nivel muy superficial que consiste en suavizar las arrugas del escote.

 

El procedimiento es sencillo. Mediante inyecciones intradérmicas consigue un efecto regenerador y reafirmante. Su duración puede ser de un año aproximadamente. Si te ofrecen esté tratamiento dí “no”, puesto que está contraindicado: puede producir errores en el diagnóstico de cáncer de mama.

"Los injertos de grasa autológa son definitivos". Falso

Los gluteos XXL que exhiben famosas como Kim Kardashian o Selena Gómez se deben, en efecto, al las inyecciones de grasa, pero no tienen un efecto permanente. La grasa vuelve a ser reabsorbida por el organismo en un porcentaje de un 30% al 40%.

 

"Las prótesis mamarias se cambian cada diez años". Falso.

Hoy en día, (una vez que ya sabemos que ni explotan ni dan alergia), se fabrican prótesis que, salvo contadísimas excepciones no necesitan cambiarse en la vida.

 

"La liposucción adelgaza". Falso.

La liposucción te cambia la forma del cuerpo, pero no te hace perder peso porque la grasa que se extrae pesa muy poco en realidad. Lo que te permite es volver a empezar y poder mantener una silueta que, sin la intervención, ya no recuperarías.

 

"La cirugía estética soluciona mi problema de obesidad". Falso y peligroso.

Cuando se padece obesidad y sobrepeso, en niveles que pueden afectar a nuestra salud, hay que ponerse en manos de un endocrino y si se precisa someterse a cirugía bariátrica (distintos procedimientos quirúrgicos que se usan para tratar la obesidad). Después, como complemento, al final, siempre, vendrá la cirugía estética.

Continúa leyendo