5 Trucos Para Acertar con el Rouge.

Unos labios de un rojo intenso bien perfilados, ese es el must de la temporada. Lo hemos visto en la alfombra roja de Hollywood, en nuestros Goyas (Blanca Suárez, xxx) y en la pasarela. ¿Te encantaría a tí también dar color a tus labios y no te atreves? ¿Al final siempre acabas sólo con brillo? ¿Has probado el rojo varias veces pero ‘no te ves’? Pues ¡te vamos a hacer cambiar de idea!

Según un estudio de Max Factor, una de cada cinco mujeres tiene más de seis barras de labios que no utiliza. A ninguna nos extrañan estas cifras -incluso, tal vez, formemos parte del porcentaje-. El dilema parece estar en que deseamos ser más atrevidas con el color de nuestros labios pero, cuando llega el momento de la verdad, nos sentimos inseguras. Hay que reconocer que el proceso de escoger un tono no es tarea fácil, y menos aún aplicarlo con arte y destreza.

1. CUESTIÓN DE TONO
La gama no depende del color del pelo, como nos han dicho siempre, sino del tono natural de la piel. Las pieles claras ‘resucitan’ con los colores intensos, las pieles medias se pueden permitir casi todo (rosas, naranjas, rojos...) y las tonalidades para las pieles oscuras van de los marrones y los rosas al beis.

2. LA PRUEBA DEFINITIVA
Nunca se debe probar el color sobre la piel del dorso de la mano, como suele hacerse, sino sobre la yema del dedo, que es casi del mismo tono que los labios.

3. TEXTURA SATINADA
También el acabado es importante. Para todos los días, usa un labial mate, pero si lo que quieres es marcar el labio y hacerlo más grueso, elige un efecto satinado y pon un toque de gloss al final.

4. BASE PERFECTA
El primer secreto para lograr un tono, un acabado y un resultado perfectos es que la piel esté impecable. Para ello necesitamos una exfoliación previa (con el cepillo de dientes) y mucha hidratación.

5. LA APLICACIÓN
Colorea siempre con un pincel fino y no directamente. De esta forma, rellenarás los labios con mayor precisión. Si no eres muy experta en la materia, utiliza un perfilador natural antes de dar el color.

El consejo estrella:
Si tienes una ocasión especial, nada de experimentos: ni se te ocurra estrenar color de barra de labios justo ese día, es mejor que pruebes varios tonos los días previos hasta que des con el que más te guste.

Continúa leyendo