Vídeo de la semana

5 trucos para disimular el código de barras

¿Arruguitas alrededor de la boca? Te damos cinco trucos para esconderlas y que pasen desapercibidas. ¡Y sin agujas ni cirugía!

¿Arruguitas alrededor de la boca? Te damos cinco trucos para esconderlas y que pasen desapercibidas. ¡Y sin agujas ni cirugía!

 

1. Utiliza perfilador y polvos sueltos

 

“Delinea los labios con un lápiz clarito y rellena el interior con trazos cortos. El perfilador actúa como barrera y evita que el labial migre a los pliegues. Si quieres asegurarte una mayor fijación del color, aplica una ligera capa de polvos sueltos y después pasa el labial. La clave está en escoger tonos claros para que, en el caso de que algún pigmento llegue a las arruguitas, se note lo menos posible”, explica Roberto Siguero, maquillador oficial de Lancôme España.

2. Aplica una ampolla antes del maquillaje

 

¿Buscas un estiramiento inmediato? Pon unas gotas de un vial con efecto flash en el centro del labio superior y repártelo con un suave tecleteo hacia las comisuras. Repite el modo de aplicación en el inferior. ¿Qué hacer con el producto sobrante? Aplica por todo el rostro, efectuando movimientos de alisado con el dedo corazón. Conseguirás una piel sin arrugas a la vista y podrás alargar la duración de la base de maquillaje.

 


3. Desvía la atención a la mirada

 

“Carga las tintas en los ojos, usando una sombra oscura, eyeliner y máscara de pestañas. De esta forma das fuerza a la parte superior del rostro y dejas los labios en un estudiado segundo plano”, dice Siguero.

4. Rellena con un stick provolumen

 

Estos ‘lápices’ contienen activos concentrados que reducen y alisan las líneas verticales que enmarcan la boca. Además, si se utilizan de manera habitual, funcionan también como tratamiento y consiguen atenuar el código de barras. ¿Algo más? Tienen un formato apto para las poco mañosas. Pasa el pincel y ¡listo!

5. Acude a las cremas de efecto borrador

 

Cero defectos en un periquete. ¿Cómo es posible? Gracias a las siliconas y los reflectores de luz que contienen y que son capaces de ‘engañar’ al ojo y camuflar las arruguitas. Aunque puedes aplicarlas por todo el rostro, en el caso del contorno concéntrate donde reside la imperfección. Pon una pequeña cantidad después de la hidratante y realiza unos movimientos de planchado.

Continúa leyendo