6 pasos beauty para recuperar tu piel de las fiestas

Las comilonas, el alcohol, abandonar el gimnasio durante unas semanas… La Navidad pasa factura más rápido de lo que nos creemos y no solo en la báscula, también en nuestra piel. Toma nota de estos cinco pasos beauty para recuperarte.

Las comilonas, el alcohol, abandonar el gimnasio durante unas semanas… La Navidad pasa factura más rápido de lo que nos creemos y no solo en la báscula, también en nuestra piel. Toma nota de estos cinco pasos beauty para recuperarte.

1) Limpieza

La limpieza del rostro se realiza por la mañana y por la noche, es recomendable hacerla con productos no detergentes. "Por la noche, para asegurar un desmaquillado meticuloso, podemos utilizar una leche limpiadora o agua termal que emulsione la secreción grasa y arrastre la suciedad acumulada durante el día", apunta la maquilladora María Soláns, Directora de la Escuela y Agencia de Maquillaje Mery Make Up (www.merymakeup.com).

Recuerda siempre que, aunque no te maquilles, la limpieza del rostro es un paso imprescindible.

2) Exfoliación

Han sido varias noches de fiesta y muchos días de excesos. Tu piel necesita de manera urgente una exfoliación que elimine las células muertas. Con este paso consigues favorecer el proceso de regeneración celular, lo que permitirá que recuperes la luminosidad que seguramente habías perdido.

3) Mascarilla

Una vez a la semana utiliza una mascarilla (las hay bastante personalizadas para cada necesidad). Sobre la piel limpia, aplica el producto y déjalo actuar durante 10 o 20 minutos. Aprovecha ese rato para relajarte un poco (el fin de semana es un momento perfecto para este paso).

4) Hidratación

La hidratación es la mejor aliada para recuperar la piel tras los excesos navideños, subraya María Soláns. "Es importante tener en cuenta que todos los tipos de cutis se deshidratan y pierden la capacidad de retener agua en la capa córnea". Recuerda que cada tipo de piel necesita un tratamiento hidratante adaptado: Si la tienes seca, opta por cremas nutritivas y texturas más densas. Si es mixta o grasa, cremas muy fluidas y con efecto matificante.

5) Alimentación

Recuerda que no sirve de nada cuidarse mucho por fuera si no lo haces por dentro. Haz la lista de la compra este enero, eliminando de la despensa las grasas e incluyendo entre tus buenos propósitos de principios de año una dieta equilibrada, que incluya:

-Frutas ricas en vitamina C como la naranja, el kiwi o el limón ya que esta vitamina tiene poderes antioxidantes y mejora la producción de colágeno, imprescindible para lucir una piel tersa.

-Las verduras como acelgas, espinacas o zanahorias también son muy recomendables ya que promueven la formación de vitamina A, fundamentar para mantener la piel en las mejores condiciones.

-Frutos secos, porque contienen aceites esenciales para nutrir la piel o el aceite de oliva virgen para mejorar la estructura de la epidermis y retrasar el envejecimiento cutáneo.

-Alimentos que contengan vitaminas del grupo B (carnes, pescados, frutas y legumbres) ya que intervienen en los procesos de renovación celular. 

6) ¡Y bebe agua!

Estarás harta de escuchar este consejo, pero es importantísimo. En concreto, debes tomar un litro y medio de agua y ahora más que nunca, ya que tu piel y tu cuerpo necesitan hidratación tras los excesos de Navidad. Al beber, limpias el organismo, recuperas líquidos, mantienes la piel hidratada desde el interior y el exterior, conservas su flexibilidad y su resistencia.

También te puede interesar:

Continúa leyendo