7 errores de maquillaje que no debes cometer

Por desconocimiento, por prisas, por malos hábitos… Hay errores de maquillaje que casi todas hemos cometido y que sin embargo son fáciles de evitar.

Por desconocimiento, por prisas, por malos hábitos… Hay errores de maquillaje que casi todas hemos cometido y que sin embargo son fáciles de evitar.

 

1) No uses una base más oscura (ni mucho más clara) que tu piel

 

El mejor tono de base es el que se funde totalmente con tu piel o, como mucho, es medio tono más clarito. Hoy en día hay maquillajes inteligentes capaces de mimetizarse con tu color natural.

 

Respecto a los polvos, incluso aunque sean translúcidos, solo conseguirás añadirte diez años de más de una vez y parecer una muñeca totalmente artificial/geisha bañada en polvos de arroz. Si son de sol, un ligero toque en zonas estratégicas será suficiente. Pero ten cuidado porque la línea que separa el efecto buena cara del efecto "Dorito anaranjado" es delgada (y peligrosa).

2) Recuerda que el maquillaje incluye el cuello

 

Un error muy común es aplicar los productos hasta el borde del rostro y olvidarse por completo del cuello. Quizá ante el espejo de casa no se note, pero cuando la luz te alcance la diferencia de color será evidente. Y más aún si ese día te has puesto un escote.

 

3) Corrector en su justa medida

Disimula la ojera con un corrector aplicando el producto solo en las partes más oscuras. Si te gusta, utiliza también un poco de iluminador.

 

Nunca pongas encima polvos de ningún tipo porque acentuarán las arrugas. Utiliza colores fundentes. Pasarse con el corrector es sinónimo de un efecto antifaz nada favorecedor.

4) Cuidado con los brillos

 

Un rostro jugoso e iluminado no es lo mismo que uno brillante con efecto graso, que dará un aspecto descuidado al look. Sobre todo ten cuidado si tu piel es mixta o tiene exceso de sebo de por sí. Hay maquillajes matificantes para mantener el problema a raya.

 

5) Sombras sí, pero con cuidado

 

¿Quién no tiene en casa una de esas paletas de sombras de ojos con decenas de colores? ¿Quién usa todos esos colores? Los azules, los amarillos, los verdes… esos suelen quedarse enteros mientras desaparecen los grises, los marrones y los negros.

 

Eso está bien porque, al margen de las tendencias, hay colores que nos favorecen y otros que definitivamente no lo hacen. No te empeñes en usarlos todos, quédate con los que te van.

6) Aprende primero

 

Te encantan las técnicas de maquillaje de las que hablan las revistas, los ojos ahumados, el cat eye, el contouring, el baking y el strobing… Pero antes de lanzarte a colores y pinceles, haz pruebas, busca información (hay un montón de videotutoriales en red) o pregunta a la especialista de tu centro de estética.

 

Todo será que te pongas un sábado a última hora antes de salir y el resultado sea un desastre. No todos somos expertos en las tareas de maquillaje, pero un poquito podemos aprender.

 

7) Y no busques excusas para no desmaquillarte

 

Si vas a salir por la noche y te aplicas el maquillaje sobre el que previamente pusiste por la mañana para ir a trabajar, habrá tal cantidad de producto sobre la piel que los poros quedarán obstruidos y las arrugas marcadas. Si te da pereza, unas toallitas húmedas o una pasada de agua micelar pueden resolverte el momento.

Continúa leyendo